Público
Público

La mujer fallecida por un disparo nunca denunció maltrato y se descarta el suicidio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mujer de 40 años fallecida hoy por un disparo en la cabeza en Cortes de Baza (Granada) nunca denunció haber sido víctima de malos tratos y, por el momento, la Guardia Civil ha descartado el suicidio puesto que el arma no se encontraba junto al cadáver, informaron a Efe fuentes de la investigación.

Una de las hipótesis que se baraja es que fuese tiroteada durante un intento de robo y que el autor huyera después de que uno de sus dos hijos, que había salido de casa minutos antes para dirigirse al colegio, regresara porque oyó el disparo, producido al parecer con una escopeta de caza.

Pasadas las 9.00 horas, el pequeño encontró a su madre muerta y corrió a buscar a su padre, que se hallaba en su puesto de trabajo, en la misma localidad.

El suceso ha consternado al pequeño pueblo granadino, de poco más de mil habitantes, que están "muy tristes y preocupados, porque además de la pérdida, esto afecta a la vida tranquila y relajada de la localidad", ha referido a Efe la teniente de alcalde, Práxedes Torrecillas.

Según la concejal, I.R.M. no tenía problemas de depresión ni de convivencia con su marido, era madre de dos niños en edad escolar y "parecía que a la familia le iban bien las cosas", algo que es "fácil de percibir" en un pueblo donde todos los residentes se conocen y forman "casi una familia".

Por ello, al igual que sus convecinos, está convencida de que el autor de la muerte de esta mujer es alguien "ajeno a la familia", que pudo "huir por el patio y el área trasera" de la vivienda, situada en la zona alta del pueblo y un poco alejada de la zona más residencial.

Varios vecinos de la familia comentaron a EFE-TV que ella, al igual que sus hermanos, recibió hace unos dos años unos 180.000 euros en el reparto que hizo su padre de un premio de la Lotería Primitiva, por lo que creen que pudo ser objeto de un intento de robo.