Publicado: 28.07.2014 23:16 |Actualizado: 28.07.2014 23:16

La mujer de Jenaro García se marca 'una infanta'; no sabía nada de los 5 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Florencia Maté, esposa del expresidente de Gowex, Jenaro García, ha asegurado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que hasta que no estalló el escándalo de la compañía de redes wifi no sabía que la empresa de la que era administradora única tenía cinco millones de euros en una cuenta bancaria de Luxemburgo, informaron fuentes jurídicas.

Maté, que ha declarado como imputada en la causa en la que se investiga el falseamiento de las cuentas de Gowex, ha apuntado que nunca conoció las actividades ilícitas reconocidas por su marido y que hasta que él no confesó en la Audiencia Nacional no supo que la empresa Arcole Venture, propiedad del matrimonio y de la que ella era administradora única, tenía un depósito con un saldo de cinco millones de euros.

Maté dice que nunca conoció las actividades ilícitas de su marido

La compareciente, que ha quedado en libertad sin medidas cautelares, ha centrado su defensa en que hacía todo lo que le decía su marido y que, siguiendo sus directrices, firmó los documentos de constitución de la empresa y pidió a su asistenta, Guadalupe Esmeralda Almeida, que figurara como administradora de varias sociedades a cambio de una compensación de 300 euros.

Maté, consejera de Gowex y al mismo tiempo directora de Relaciones con los Inversores, también ha descargado en sus abogados la decisión de poner a disposición de la Audiencia Nacional los cinco millones que tenía la cuenta de Luxemburgo para abonar la fianza de 600.000 euros que le impuso el juez Pedraz.

En este sentido, ha indicado que realizó una transferencia por este importe después de la declaración de García y antes de que el juez Pedraz ordenara el bloqueo de esta cuenta, según fuentes jurídicas, que han apuntado que el juzgado no tiene por el momento constancia de esta operación. Además, una pequeña cantidad se destinó al pago de impuestos y de la comisión bancaria ligada a la transferencia. La mujer no pudo declarar el pasado día 17 porque se encontraba en Costa Rica.

También ha comparecido como imputado el exconsejero de Gowex Ricardo Moreno Warleta, quien ha señalado que García lo reclutó porque necesitaba un "consejero independiente y un analista financiero" para preparar la entrada de la compañía en Bolsa, que se produjo en 2010.

Pidió a su asistenta que figurara como administradora de varias sociedades a cambio de 300 euros El exdirectivo ha defendido que las cuentas y la auditoría de la compañía eran correctas y que nunca pensó que pudieran estar falseadas. Durante los dos años en los que permaneció en la compañía, ha asegurado que cobró un sueldo de 1.100 euros al mes aunque también le entregaron 50.000 'stock options' que nunca llegó a ejecutar, por lo que no obtuvo ningún beneficio de ellas. Dejó entonces la empresa porque Gowex era un grupo consolidado y su labor ya no resultaba necesaria.

Tanto Maté como Moreno continúan imputados por delitos societarios en su modalidad de falseamiento de cuentas, recogidos en el artículo 290 del Código Penal, y delitos relativos al mercado de los consumidores, concretamente el de falseamiento de información económica y financiera así como otro delito de uso de información relevante.

Por otra parte, el exconsejero de Gowex Javier Solsona, que también se encuentra imputado en el procedimiento, ha presentado un escrito ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 en el que pide ser administrador concursal hasta que el juzgado de Madrid que estudia el concurso nombre un administrador independiente. Pedraz ha pedido un informe sobre esta pretensión al fiscal Anticorrupción Antonio Romeral.

Además de Jenaro García, su esposa y los exconsejeros Moreno Warleta y Solsona, están imputados en esta causa otras siete personas. Se trata del exdirector financiero de Gowex y consejero Francisco Manuel Martínez Marugán; el auditor de M&A José Antonio Díaz Villanueva; y los presuntos testaferros Antonia Antúnez, Javier Martín Vaquero, Antonio Salmerón, la empleada del hogar Guadalupe Esmeralda Almeida y Juan Cañamero.

Pedraz dejó en libertad condicional a García y Martínez Marugán el pasado 14 de julio y les impuso sendas fianzas de 600.000 y 50.000 respectivamente. Fijó un plazo de 15 días para que depositaran estas cantidades en efectivo en su juzgado que se cumple este miércoles.

Por su parte, el auditor Díaz Villanueva también debe entregar la fianza impuesta por el juez, que sospecha que colaboró en la ocultación de los verdaderos resultados. La cantidad fijada en en este caso es de 200.000 euros, que debe entregar en los próximos días si quiere evitar su ingreso en prisión.

La vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Lourdes Centeno, piensa que "el primer eslabón que hay que tocar" tras lo sucedido en Gowex es "probablemente" el de los auditores, cuyo papel es "crucial" para poder detectar este tipo de situaciones.

En respuesta a preguntas de los alumnos de un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre tutela y protección en la contratación financiera, Centeno ha recalcado que "un engaño de la magnitud" que ha tenido éste se produce sean cuales sean los mecanismos de control y supervisión.

"Fraudes y engaños se producen con independencia de que estuviera implantado el mejor sistema de control", asegura la CNMV "Fraudes y engaños se producen con independencia de que estuviera implantado el mejor sistema de control", ha afirmado la vicepresidenta de la CNMV, que ha recordado también el caso de Pescanova, destapado en febrero del pasado año.

En el caso de Gowex, ha recalcado que la Comisión Nacional del Mercado de Valores no supervisa directamente el mercado alternativo bursátil, en el que cotizaba la compañía de Jenaro García. Según dice, existe una entidad rectora que es la que realiza esa tarea y la CNMV lo que hace es supervisar a las entidades rectoras y sus mercados.

En cualquier caso, ha explicado que se está haciendo una "revisión crítica" de los procedimientos de supervisión, no porque no existieran, sino porque siempre se pueden mejorar, y casos como éste sirven para apreciar en qué se puede ser más exigentes.

Junto a los procedimientos de supervisión, ha indicado que también se va a "revisar y reforzar" el papel de las firmas auditoras, porque si no incluyen "ningún tipo de salvedad" en sus informes, es difícil detectar estas situaciones. "El primer eslabón de la cadena que probablemente hay que tocar es el de los auditores", ha apostillado.

Pero con independencia de las medidas que se adopten para revisar el papel supervisor, Centeno considera que la respuesta a casos como el de Gowex está en el ámbito judicial.

A su juicio, se trata de casos "aislados" en los que el "engaño" tiene que ser "punible penalmente" y, por eso, ha pedido que se "diluciden y depuren las responsabilidades" en los tribunales.

Preguntada también por la operación de salida a bolsa de Bankia y si se pudo cometer en ella un fraude, Centeno ha subrayado que el proceso está en los tribunales y son ellos los que tienen que decidir si hubo o no fraude. En cualquier caso, ha señalado que la CNMV no consideró que lo hubiera y ha dicho que, de haber apreciado responsabilidad penal, se habría dado traslado a la Fiscalía.



http://www.quoners.es/debate/tras-casos-como-el-de-gowex-crees-que-el-capitalismo-esta-agotado