Público
Público

Una mujer muerta y tres intoxicados en el incendio de un edificio en Gijón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer de 46 años, Ana María G.G., falleció por asfixia esta madrugada y otras tres personas resultaron intoxicadas a consecuencia de un incendio que se produjo en un edificio de viviendas situadas en el número 5 del Camino del Rubín, en Gijón, según informaron fuentes municipales.

La fallecida, que residía en un edificio próximo, fue hallada junto ascensor de la quinta planta del edificio, de diez alturas, después de que accediera al inmueble y subiera por las escaleras para avisar a su nuera que residía en el lugar donde se produjo el incendio, según las primeras hipótesis.

Los bomberos que intervinieron para apagar el incendio, que se inició en torno a la 1:45 horas de hoy y que fue extinguido a las 3:56 horas, consideran que la densidad del humo fue la causa de su fallecimiento, que se produjo a pocos metros de la vivienda en la que residen los familiares a los que trataba de alertar.

A consecuencia del incendio otras tres personas que residían en el 1ºB, Piedad D.F.; José S. D. y Eduardo, S.G., resultaron intoxicados por inhalación de humo y, tras ser rescatados del inmueble, fueron trasladados a un centro hospitalario.

Según fuentes policiales, la rápida intervención que se produjeran escenas de pánico ya que el resto de los vecinos del edificio quedaron dentro de sus casas por indicación de las unidades de rescate que tuvieron que actuar con equipos especiales para protegerse de la densa humareda.

El fuego, cuyo origen se desconoce, se inició en una habitación de un primer piso, que quedó destruida, y al llegar la Policía los agentes pudieron comprobar que los vecinos de varios domicilios se estaban asomando a las ventanas para solicitar auxilio.

La Policía aseguró la zona para evitar el acceso al edificio de personas ajenas al inmueble y tranquilizó a los vecinos que se encontraban en un incipiente estado de pánico.

Varios agentes se sujetaron a las tuberías exteriores de la fachada para rescatar a una mujer y a un hombre que vivían en la vivienda incendiada mientras que un tercer residente en este piso fue evacuado tras ser hallado en el rellano de la escalera.

La densa humareda impedía el acceso a la vivienda incendiada así como la permanencia en los rellanos de las escaleras por lo que se solicitó premura para que los otros diez inquilinos de los pisos colindantes, entre ellos tres menores, abandonaran el inmueble con la mayor celeridad posible.

Tras su desalojo, una joven advirtió a la Policía de que su madre había entrado en el edificio donde vivía un familiar y que no se encontraba entre los vecinos rescatados.

Los bomberos, que intentaban sofocar el incendio con mangueras por el exterior y por el interior del inmueble, accedieron entonces al inmueble con equipos de respiración autónoma y localizaron en el descansillo del quinto piso el cadáver de la mujer que, según las primeras estimaciones, falleció asfixiada por el humo.

Durante la operación de rescate de los vecinos uno de los policías sufrió un esguince de muñeca al sujetar el peso de los vecinos socorridos a través de la fachada.

El cadáver ha sido trasladado ya al Tanatorio de Cabueñes y la vivienda en la que se inició el fuego ha quedado cerrada y precintada y está siendo inspeccionada por la Policía Científica para conocer su origen y determinar las causas que lo provocaron.