Público
Público

La mujer neandertal evitó la endogamia

A favor de la diversidad genética 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras el hallazgo y la obtención de ADN de los restos óseos de 12 individuos neandertales, un grupo de investigadores españoles descubrió que las mujeres de los grupos cambiaban de clan para evitar la endogamia y aumentar así la diversidad genética. El hallazgo se produjo a partir de los huesos encontrados en la cueva del Sidrón, en Asturias, donde en 1994 se localizó un yacimiento prehistórico con pinturas rupestres y restos de una tribu neandertal. Tras los recientes estudios de la composición genética, se ha podido esclarecer el comportamiento sociofamiliar que mantenían los grupos para perpetuar la especie, ya que debido al escaso número de individuos que constituían dichas tribus, la endogamia constituía una práctica habitual. Para evitar la consanguinidad, las mujeres neandertales abandonaban a sus parientes para incorporarse a otras comunidades, garantizando así la diversidad genética.

Antonio Rosas, paleobiólogo del Museo Nacional de Ciencias Naturales y responsable de la investigación aseguró que los resultados de los estudios apuntan a que el conjunto de sujetos hallados seguían un modelo de patrilocalidad, una práctica que actualmente continúan llevando a cabo primates y algunas tribus de cazadores recolectores, en la que los varones de un grupo social se asientan en una localización, mientras que las mujeres van rotando en los grupos, cambiando de unidad reproductiva para evitar el parentesco directo.

El ADN de individuos neandertales demuestra que las mujeres cambiaban de grupo periódicamente para evitar la endogamia y mejorar la genética

El estudio de ADN mitocondrial, que se hereda directamente de la madre, ha desvelado la conducta reproductiva que seguían en la tribu. Según Rosas 'todos los varones eran de un mismo linaje genético, mientras que las mujeres pertenecían, cada una, a un linaje distinto'. Esto corrobora la teoría de que la mujer del neandertal abandonaba en la adolescencia el núcleo familiar para introducirse en otra tribu y así cambiar la cadena genética. De este modo se 'exportan' a otros grupos algunas de sus hembras y reciben a su vez a hembras de otros grupos. Rosas no descarta que esta práctica se realizase también como un modo de reforzar vínculos entre grupos, en una amplia área geográfica.

Carles Lalueza, investigador especializado en el estudio del pasado evolutivo humano a partir del ADN en el CSIC, afirma tras sus investigaciones, y partiendo de la cadena genética de las tres hembras identificadas, que la muestra incluye múltiples parentescos: hermanos, padres, madres e hijos. Además, admite que los neandertales tendrían una media de un hijo cada tres años y que habrían muerto simultáneamente, lo que ha facilitado el estudio del material genético.

Los resultados del estudio tienen gran importancia y relevancia, ya que gracias a esta muestra de comportamiento se podrá conocer mejor la evolución del hombre neandertal, su estrategia reproductora, estructura social, la dinámica de las poblaciones y las posibles, y hasta el momento desconocidas, causas de su extinción. Un descubrimiento sustancial, puesto que, tal y como sostiene el paleogenetista Carles Laleuza 'no hay otro yacimiento con 12 secuencias genéticas, de 12 individuos diferentes, con una antigüedad de 49.000 años'.

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.