Publicado: 18.02.2013 14:37 |Actualizado: 18.02.2013 14:37

Una mujer se quema a lo bonzo en una sucursal bancaria de Castelló

Según testigos presenciales, tras el suceso gritó: "¡Mirad lo que me habéis hecho, me lo habéis quitado todo!". Tiene 47 años, tres hijos, está separada y podría estar pasando problemas econ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer se ha rociado con un líquido inflamable y se ha prendido fuego este mediodía en una sucursal de la Caja Rural de Almassora tras lo que ha sido trasladada en estado grave al Hospital la Fe de Valencia. Fuentes hospitalarias confirmaron a Público que la víctima fue ingresada en torno a las 15.30 horas, que  se encuentra "en estado grave y presenta quemaduras en el 48% de su cuerpo". Los testigos presenciales aseguraron que la víctima gritó "¡Mirad lo que me habéis hecho, me lo habéis quitado todo!" después del suceso.

La agencia EFE se puso en contacto con la familia de la mujer, que tiene 47 años. Según su testimonio, está separada, tiene tres hijos a su cargo y podría estar pasando por dificultades económicas relacionadas con un proceso de desahucio. Los servicios de emergencias trasladaron a la herida en un helicóptero medicalizado a la unidad de quemados de La Fe, tras ser estabilizada por el personal del Samu en la misma entidad bancaria.  La mujer ha sufrido quemaduras en el 48% de su cuerpo.

María, la propietaria del bar colindante con la entidad bancaria donde han sucedido los hechos, ha explicado a Efe que han entrado varias trabajadoras de la sucursal muy nerviosas y desde allí han llamado a la Guardia Civil y a los bomberos. La dueña del bar ha salido entonces a la calle y ha visto cómo una mujer ha salido en llamas por la puerta de atrás de la sucursal y tras ella varios guardias civiles intentando apagar el fuego.

El sargento del parque de Nules, Ignacio Gil, ha confirmado que un agente de la Guardia Civil ha resultado herido leve al tratar de apagar el fuego, y ha recibido asistencia médica en un centro de salud de la localidad. Tras sofocar las llamas, según la dueña del bar, la mujer ha permanecido consciente en el suelo y decía: "¡Mirad lo que me habéis hecho, me lo habéis quitado todo!".

Lucía Mundina, vecina de Almassora, ha asegurado por su parte que ha visto a la mujer en el suelo con la cara, las piernas y la cabeza quemadas, y ha dicho que ha permanecido unos veinte minutos en el suelo hasta que ha llegado al lugar la asistencia sanitaria.