Público
Público

Una mujer se somete a una cirugía cerebral para bajar de peso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Cirugía en el cerebro para perder peso?

Carol Poe, una mujer de 60 años de West Virginia, es la segunda persona en Estados Unidos que se somete a una estimulación profunda del cerebro para bajar de peso tras intentar de todo, desde dietas a operaciones de estómago.

Poe, que tiene dos hijos, tomó parte el mes pasado en una prueba médica en el hospital de la Universidad de West Virginia, en la que los neurocirujanos taladraron su cerebro y usaron electricidad para controlar sus deseos de hambre y saciedad.

Poe, que mide 1,52 metros y pesaba 104 kilos antes de la cirugía, dijo que una vez había alcanzado los 222 kilos.

El doctor Julian Bailes, jefe del departamento de neurocirugía de la Universidad de West Virginia, comentó que Poe era una buena candidata para el tratamiento radical.

"Esto no es para pacientes con sobrepeso. Es para aquellos que están obesos", dijo Bailes al programa "Nightline" de la cadena ABC.

Bailes comentó a Reuters que el hospital de la Universidad West Virginia era el único centro del país, y el único que él conocía en todo el mundo, que utilizaba la técnica de estimulación profunda del cerebro específicamente en pacientes obesos.

Agregó que el primer paciente se sometió a cirugía en noviembre de 2008. Poe fue tratada en febrero. Ambos son partes de una prueba médica aprobada por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense, dirigida por sus colegas Michael Oh y Donald Whiting.

Poe estuvo despierta durante las tres horas de operación, en la que insertaron cables con pulsos eléctricos en la región de su cerebro en la que se controla el estómago, que fueron conectados a dos marcapasos implantados en el pecho.

El voltaje en el cerebro se incrementará en los próximos meses para dar a la paciente la sensación de estar satisfecha.

Los doctores agregaron que pasarán varios meses antes de que se pueda apreciar una pérdida de peso, pero a una semana del procedimiento Poe dijo haber perdido un kilo.

"Cuando como, me lleno más rápido. Ya no están las ansias que tenía", explicó.