Publicado: 17.09.2013 14:34 |Actualizado: 17.09.2013 14:34

Una mujer se suicida en Madrid tras recibir una carta de desalojo de la empresa municipal de vivienda

La deuda ascendía únicamente a 900 euros. La mujer vivía con su marido, tres hijos y dos nietos a su cargo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Amparo, una mujer de 45 años, se ha suicidado esta mañana en Madrid, un día después de haber recogido una orden de desahucio de la Empresa Municipal de Vivienda (EMV) de la capital.

Según ha confirmado a Público Feli Velázquez, activista de la Plataforma de Afectados de la Hipoteca, que se encontraba en el tanatorio, Amparo vivía con su marido, tres hijos menores y dos nietos que estaban a su cargo en un piso de la calle Sonseca, en Carabanchel. Tenía, además, otros tres hijos.

Velázquez ha asegurado que no conocían el caso de Amparo ya que no había asistido aún a ninguna asamblea de la PAH. "Recogió ayer la orden y había gente intentando convencerla de que se pusiera en contacto con nosotros, pero no vio ninguna salida".

La deuda de Amparo ascendía únicamente a 900 euros, ha contado Velázquez, que también ha explicado que los adeudos con esta empresa suelen ser "pequeños". La EMV es una empresa municipal que desarrolla la política de vivienda del Ayuntamiento de Madrid, es decir, depende de la administración y no de los bancos, por lo que su supuesto objetivo es el de "facilitar el acceso a la vivienda a los colectivos con mayores dificultades", con precios, según la propia empresa, "tres veces inferiores a los del mercado".

La PAH denuncia que la EMV no deja pagar a los afectados aunque quieran

El problema con las deudas de la EMV, ha explicado la activista de la PAH, "es que la empresa no quiere coger el dinero de la gente". "Es algo que llevamos denunciando desde hace un montón de tiempo. La indefensión es absoluta". Según denuncia, las personas afectadas llegan a las oficinas de la empresa municipal y aunque quieran pagar o renegociar la deuda, se les dice que la situación no tiene arreglo y que se procederá al desahucio.  "La EMV sólo busca que todo se privatice", sostiene.

"Esto es culpa de la administración, no de un banco", ha querido destacar Velázquez. "Dicen que no es verdad que haya vidas en juego. Pues mira si las hay".

A las 18:00 horas hay convocada una concentración frente a la sede de la Empresa Municipal de Vivienda de Madrid, en la calle Palos de la Frontera, número 13.