Publicado: 05.02.2014 11:13 |Actualizado: 05.02.2014 11:13

La mujer y la hija del periodista Paco González ingresan en el hospital tras recibir varias puñaladas en un asalto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mujer y la hija del periodista Paco González han sido ingresadas en el Hospital Puerta de Hierro tras recibir varias puñaladas tras ser asaltadas a la salida de su domicilio. La esposa del periodista fue incluso intervenida de urgencia aunque su vida está fuera de peligro. La hija sufre heridas leves.

El locutor Manolo Lama, compañero de González en la Cope, habló en la propia emisora para contar lo sucedido: "Tienen heridas de armas blancas pero están tranquilas y afortunadamente todo ha quedado en un susto. El conductor de una furgoneta ha visto lo que ocurría y solidariamente ha entrado a ayudar y gracias a él no estamos contando una auténtica desgracia". Lama destacó que madre e hija están hospitalizadas pero sus heridas no revisten gravedad

Otro compañero y amigo de González, Juanma Castaño, también ha anunciado en su cuenta de Twitter que las dos mujeres están fuera de peligro: "Mayte y María están bien. Fuera de peligro, por supuesto", dejó escrito el periodista.

La mujer del  periodista y su hija sufrieron la agresión sobre las 9.00 horas de la mañana en la exclusiva urbanización Las Lomas, situada en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Iban en su coche cuando una pareja detuvo al vehículo y les impidió continuar la marcha, cruzándose delante de su vehículo. Según la Guardia Civil, las dos mujeres fueron atacadas en la calle de Playa del Saler de Boadilla del Monte.

Paco González y su mujer ya habrían denunciado tiempo atrás que estaban recibiendo amenazas serias

La esposa del periodista resultó herida con cinco puñaladas producidas por una navaja, una de ellas, según Europa Press, profunda y en el tórax. La hija del periodista también ha recibido dos pinchazos aunque sólo sufrió heridas leves, según avanzó la Cope, emisora en la que trabaja Paco González como director del programa Tiempo de Juego. 

Durante el ataque la hija logró escapar para pedir ayuda tras forcejear con sus agresores. Un conductor acudió, e incluso defendió a ambas, agrediendo a uno de los secuestradores. Gracias a la colaboración ciudadana, agentes de la Policía local de Boadilla del Monte y de la Guardia Civil detuvieron minutos después a dos personas, un hombre y una mujer. Los asaltantes, ambos nacidos en 1983 y sin antecedentes policiales, huyeron inicialmente a pie, pero fueron cercados e interceptados en las proximidades por una patrulla de la Guardia Civil de Boadilla y la colaboración de la Policía Municipal. Se trata de un hombre cuya identidad corresponde a las iniciales I. T .P. y una mujer cuyas iniciales son L. G. F. Los dos detenidos, de origen español, podrían ser toxicómanos.

 Las causas del ataque aún se desconocen. Hay pocas certeza.  En un principio los investigadores manejan dos hipótesis: el atraco o el secuestro exprés, aunque se inclinan más por el secuestro exprés: los detenidos llevaban consigo una mochila, que contenía grilletes y sábanas; además habían metido en la mochila el bolso de la mujer.

Pero la Guardia Civil investiga si el intento de homicidio de la esposa e hija del periodista deportivo Paco González se debe a motivaciones personales de la mujer detenida. Fuentes de la investigación han dicho a Efe que, frente a las primeras versiones del suceso, los encargados del caso apuntan a motivaciones personales que la detenida pudiera tener hacia la víctima o su esposo.

Los investigadores tampoco descartan que la agresión pueda estar relacionada con una denuncia de amenazas previa realizada por el propio reportero deportivo hace unos días, ha informado la Guardia Civil en un comunicado. Paco González y su mujer ya habrían denunciado tiempo atrás que estaban recibiendo amenazas serias y se estaban investigando. A los detenidos se les imputa un delito de homicidio en grado de tentativa.

Dado el cariz que tomaban los acontecimientos y ante los antecedentes existentes mediante una denuncia, en la que se ponían en conocimiento unas amenazas contra la víctima, tomó participación el Equipo de Policía Judicial junto al Grupo de Homicidios de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Según la Guardia Civil, los motivos que han motivado esta agresión, están en fase de investigación, no descartándose ninguna hipótesis, si bien se centran en las motivaciones personales que la detenida pudiera tener hacía la víctima y su esposo.

La investigación en cualquier caso sigue abierta.