Publicado: 22.04.2014 13:41 |Actualizado: 22.04.2014 13:41

Las mujeres cambian el 'No pasarán' por el 'Nosotras pasaremos'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Coordinar objetivos y estrategias en la lucha feminista. Esta es la meta de las 22 asociaciones y 11 personas de toda España que han suscrito el Pacto Feminista por las Mujeres. Promovido por la Plataforma Feminista del Ateneo de Madrid, que preside Lidia Falcón, el documento busca ser un programa político para las mujeres. "Porque que haya mujeres en el Parlamento no quiere decir que el feminismo esté avanzando", ha dicho la abogada y periodista en la presentación del Pacto, este martes, en el Ateneo de Madrid.

El grupo, integrado por colectivos de toda España y que espera aún más adhesiones, denuncia que en los últimos 30 años han sido asesinadas 2.400 mujeres —"lo que supone multiplicar por cuatro las víctimas del terrorismo"— y que en España 500.000 mujeres están obligadas a prostituirse. En el manifiesto del Pacto, las feministas critican las diferencias salariales de hasta el 30% por razón de sexo, la precariedad del empleo de las mujeres, la escasa presencia femenina en los puestos directivos —el 12% en la Administración Pública— y la cultura que reproduce "arcaicos estereotipos machistas sin escándalo alguno de la sociedad civil ni de los que la influyen y dirigen".

Por todo ello, Falcón ha reivindicado la necesidad de que las mujeres abandonen los planteamientos de las trincheras, incluso en lo que respecta a los lemas de su lucha: "Del 'No pasarán' al 'Nosotras pasaremos''', ha dicho tras recordar que Izquierda Unida (IU) ha sido el único partido político que ha respondido a los mensajes del colectivo. Lourdes Pastor, presidenta de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, ha recalcado que "la única forma de combatir el machismo y el patriarcado es haciendo del feminismo política". Por eso, el colectivo va a plantear este "pacto de mínimos" a las formaciones políticas para que lo incluyan en sus programas electorales. Consuelo Abril, presidenta de la Coordinadora de Organizaciones de Mujeres para la Participación y la Igualdad (Compi), ha alertado del "rearme patriarcal" que cala incluso en la jurisprudencia y ha destacado el papel clave que tiene la unión de los colectivos feministas para desactivarlo. "El movimiento nunca ha estado inactivo, pero durante mucho tiempo cada asociación se ha ocupado sólo de su finalidad". 

Falcón ha reconocido que le "duele e inquieta" ver reflejadas en los medios de comunicación las luchas de todas las mareas y de la lucha antidesahucios pero no la batalla feminista. "Hay cerca de 3.000 asociaciones de mujeres en España y parece que no existan", señaló recientemente a Público.

Además de las reformas legales, los firmantes del Pacto reclaman que se persiga eficazmente el acoso sexual y el trato despectivo y denigratorio a las mujeres en el trabajo y en la calle, la igualdad de salario entre hombres y mujeres, el control de la publicidad machista y "la instauración de la enseñanza del feminismo, como historia de las luchas de las mujeres y como filosofía social, en todos los grados de enseñanza".

El Pacto también reivindica la modificación de la legislación penal para proteger a las mujeres de la violencia machista, de la legislación contra el tráfico de mujeres y menores con fines de explotación sexual y de la legislación civil para que "la custodia compartida de los hijos menores sólo se pueda acordar cuando exista un acuerdo entre los padres y se den todas las condiciones adecuadas para ello". El colectivo pide también la abolición legal de la prostitución y que se introduzca en la legislación penal "el delito de apología de la violencia machista y de la denigración de las mujeres y el odio sexista".