Público
Público

Dos mujeres celebran la primera boda homosexual de Portugal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rodeadas de familiares, amigos y periodistas, Teresa Pires y Helena Paixao celebraron hoy en Lisboa la primera boda homosexual desde que fue promulgada en mayo la ley portuguesa del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Pires y Paixao dijeron a la prensa que han cumplido el "sueño" de vivir como una familia, pero que su lucha por ese derecho no ha terminado, en alusión a la imposibilidad de adoptar.

La ley portuguesa del matrimonio entre personas del mismo sexo, que excluye para esas parejas el derecho a la adopción, se aprobó en el Parlamento luso en febrero pasado y fue promulgada, con objeciones, tres meses después por el presidente del país, el conservador Aníbal Cavaco Silva.

La norma fue llevada al Parlamento por el gobernante Partido Socialista (PS) de José Sócrates y fue apoyada por los grupos de la izquierda marxista y rechazada por las fuerzas del centro-derecha socialdemócrata y los democristianos.

A la primera boda homosexual de Portugal asistieron las hijas de uniones anteriores de las dos contrayentes, Marisa y Beatriz, que presenciaron en primera fila la ceremonia.

Las dos mujeres deseaban contraer matrimonio desde febrero de 2006, cuando intentaron por primera vez y sin éxito legalizar su unión.

Desde entonces, recurrieron a varias instancias judiciales hasta llegar al Tribunal Constitucional, que denegó su petición, aunque por decisión no unánime.

Luís Grave Rodrigues, el abogado que representó a las dos mujeres durante cuatro años, declaró que este matrimonio supone "una victoria de todos los portugueses" y del Estado de derecho.

Recordó que Helena y Teresa "fueron las primeras en dar la cara" y tener coraje para defender la unión entre personas del mismo sexo.