Público
Público

Las mujeres de Italia se manifiestan contra los escándalos de Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las mujeres están convocadas a manifestarse hoy en varias ciudades de Italia y del extranjero para protestar contra la imagen "lesiva" para el colectivo femenino que, según los organizadores, proyecta el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Convocadas por el movimiento "Si no ahora, ¿cuándo?", promovido por Internet con el apoyo de colectivos feministas, se esperan hoy masivas concentraciones de protesta en un centenar de localidades italianas, además de en Madrid, Barcelona, París o Nueva York, entre otras.

Esta iniciativa, en la que también se pide la participación de los hombres, surge de un movimiento popular espontáneo a través de la Red que pretende desvincularse de cualquier tipo de ideología política, aunque en algunas manifestaciones está prevista la presencia de destacados miembros de la oposición, como el líder de Italia de los Valores (IDV), Antonio di Pietro.

Las marchas más multitudinarias se prevén en Roma, donde la concentración tendrá lugar en la céntrica Plaza del Pueblo a partir de las 14.00 hora local (13.00 GMT), y en Milán (norte), donde la convocatoria es a las 14.30 hora local (13.30 GMT) en la Plaza del Castillo.

Esta iniciativa, que ha convocado manifestaciones en Madrid (a las 16.00 GMT en la Puerta del Sol) y Barcelona (a las 11.00 GMT, en la Plaza Sant Jaume), se produce ante el estallido del caso Ruby, la joven marroquí que pudo mantener relaciones sexuales con Berlusconi cuando era menor y por el que se pide juicio para el mandatario por concusión e incitación a la prostitución de menores.

"En Italia, la mayoría de las mujeres trabaja fuera o dentro de casa, genera riqueza, busca un trabajo, estudia, se sacrifica para asentarse en la profesión que ha elegido, cuida de las relaciones afectivas y familiares, ocupándose de hijos, maridos y padres ancianos", reza el llamamiento a la movilización de esta iniciativa.

"Esta rica y variada experiencia de vida queda suprimida por una repetida, indecente y ostentosa representación de las mujeres como objeto desnudo de intercambio sexual (...) El modelo de relación entre hombres y mujeres, ostentado por uno de los altos cargos del Estado, incide profundamente en el estilo de vida y la cultura nacional, legitimando comportamientos lesivos contra la dignidad de las mujeres y de las instituciones", añade.

Dada la diferencia horaria, los medios de comunicación italianos informan ya del éxito de la concentración convocada ante el Instituto Italiano de Cultura de Tokio, donde un centenar de manifestantes ha pedido la dimisión de Berlusconi y ha defendido la dignidad de las mujeres.