Público
Público

Las mujeres mayores tratadas con bifosfonatos vivirían más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Un equipo de Australiapublicó el último estudio que revela que las adultas mayorestratadas con bifosfonatos viven más que el resto.

Por cada participante de ese estudio, cada año morían tresmujeres que no tomaban esos fármacos y menos de una usuaria delos medicamentos.

Los resultados no prueban que los bifosfonatos prolonguenla vida; es posible que las usuarias de bifosfonatos sean engeneral más sanas que el resto.

En el 2010, la Administración de Alimentos y Medicamentosde Estados Unidos advirtió que esos remedios pueden elevar elriesgo de sufrir fracturas atípicas en el muslo y osteonecrosisde mandíbula.

Luego de que la televisión nacional de Australia informarasobre ese efecto adverso en diciembre del 2007, disminuyó lacantidad de recetas de esos remedios, lo que causó unas 130fracturas y 14 muertes más en los nueve meses posteriores.

"La mala noticia es que sobrestimar los niveles de riesgode efectos secundarios de estos fármacos, que es lo que losmedios hicieron durante algún tiempo, hizo que la poblacióndejara de usarlos cuando deberían hacerlo", dijo la doctoraEthel S. Siris, que dirige el Centro de Osteoporosis ToniStabile de la Columbia University y no participó del estudio.

Siris es presidente saliente de la Fundación Nacional deOsteoporosis.

Los expertos esperan que los nuevos resultados asociadoscon la supervivencia restablezcan la confianza en estosmedicamentos.

El equipo del doctor John A. Eisman, del Instituto deInvestigación Médica Garvan en Sidney, usó información de unestudio en curso sobre adultos mayores de una ciudad deAustralia.

Los autores agruparon a más de 2.000 personas según trestipos de fármacos: bifosfonatos, terapia de reemplazo hormonalo suplementos de calcio con o sin vitamina D.

En 15 años de seguimiento, murieron 466 mujeres y 400hombres. Tras considerar varios factores relacionados con lasalud, las mujeres tratadas con bifosfonatos eransignificativamente menos propensas a morir durante elseguimiento que las que no recibían tratamiento.

Eso "no se tradujo en una reducción de fracturas",afirmaron los autores.

La mortalidad en los hombres tratados con los fármacos seredujo un 52 por ciento, pero ese resultado no fueestadísticamente significativo en un análisis de variablesmúltiples. La terapia hormonal y el calcio no estuvieronasociados con una reducción de la mortalidad.

"Estos resultados podrían tener consecuencias muyimportantes, que deberían modificar cómo se considera y utilizael tratamiento de la osteoporosis", publica el equipo enJournal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Los autores sostienen que muchos pacientes, aun aquelloscon fracturas, no están recibiendo tratamiento, una "apatía queno debe seguir tolerándose".

Murray Favus, director del programa óseo del centro médicode la University of Chicago, opinó que los resultadosreducirían las preocupaciones sobre los medicamentos.

Sólo uno de cada 100.000 usuarios de medicamentos para loshuesos desarrolla osteonecrosis de mandíbula, dijo, y lasfracturas atípicas asociadas con su uso son poco comunes.

"La preocupación por las complicaciones o no cumplir conlas indicaciones de uso de los remedios hicieron que muchospacientes suspendieran la terapia oral con bifosfonatos",agrego.

"De todos modos, si se suma una mayor expectativa de vida ala ecuación, ¿los pacientes asumirían algún riesgo decomplicaciones en el largo plazo a cambio de vivir más?",cuestionó.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism,2011