Publicado: 12.11.2014 10:05 |Actualizado: 12.11.2014 10:05

Multa millonaria a cinco bancos por manipular los tipos de cambio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los supervisores financieros de EEUU, Reino Unido y Suiza han impuesto multas de 3.300 millones de dólares (2.593 millones de euros) a los bancos UBS, Citigroup, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland y HSBC por la manipulación de los tipos de cambio en el mercado de divisas.

Las sanciones culminan un año de investigaciones por parte de las autoridades financieras sobre la manipulación del mercado de divisas, que mueve diariamente más de cinco billones de dólares (4 billones de euros) en operaciones.

En concreto, la Comisión del Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC) de EEUU ha multado con 310 millones de dólares (248 millones de euros) a Citibank y JPMorgan; con 290 millones de dólares (232 millones de euros) a RBS y UBS; mientras que la sanción a HSBC ha sido de 275 millones de dólares (220 millones de euros).

El regulador estadounidense indicó que la sanción impuesta responde a "la manipulación o a la colaboración con otros bancos para manipular los tipos de interés globales en el mercado de divisas en beneficio de determinados operadores".

Por su parte, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) ha multado con 225,5 millones de libras (287 millones de euros) a Citibank y con 216,3 millones de libras (275 millones de euros) a HSBC Bank, mientras que la sanción a JPMorgan Chase Bank ha sido de 222,16 millones de libras (282 millones de euros) y de 217 millones de libras (275 millones de euros) para RBS. En el caso de UBS, la multa del regulador británico asciende a 233,8 millones de libras (297 millones de euros).

Asimismo, el supervisor financiero de Reino Unido indicó que continuará investigando el papel desempeñado por Barclays Bank en el mercado de divisas.

Además, la Autoridad de los Mercados Financieros de Suiza (FINMA) ha sancionado con 134 millones de francos suizos (111 millones de euros) a UBS, que deberá hacer frente así a una multa de 640 millones de euros, la más elevada entre los cinco bancos sancionados.

Las investigaciones de los supervisores determinaron que una serie de operadores en divisas en estas entidades habían coordinado sus actividades con operadores de otros bancos "en su intento de manipular los tipos del mercado de divisas".

"Los operadores de divisas en los bancos usaban las salas privadas de chat para comunicarse y planear sus intentos de manipular los tipos de referencia", indicó la CFTC.

Asimismo, los supervisores financieros hallaron que los bancos no valoraron de forma adecuada los riesgos asociados a la participación de sus operadores en divisas en la fijación de determinados tipos y carecieron de los controles internos apropiados para evitar "comunicaciones impropias".