Público
Público

La multimillonaria Bettencourt revoca al fotógrafo Banier como su heredero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La multimillonaria Liliane Bettencourt, tercera fortuna de Francia, ha revocado al fotógrafo François-Marie Banier (cuya amistad ha desencadenado un escándalo político-judicial) como heredero universal, sin elegir a nadie que le sustituya.

El anuncio lo hizo hoy el abogado de Bettencourt Georges Kiejman, que precisó que esa revocación data ya de mediados de julio mediante una simple hoja que modifica el testamento que la anciana de 87 años había redactado el 11 de diciembre de 2007.

Según Kiejman, las razones de su clienta para tomar esta decisión es que "ya es demasiado" porque "ha dado mucho" a Banier.

De acuerdo con la instrucción judicial en la que el fotógrafo está imputado por abusar de la debilidad de la heredera de L'Oréal, la mujer más rica de Francia le ha hecho regalos y gratificaciones diversas (obras de arte, seguros de vida, inversiones, etcétera) por valor en torno a los 1.000 millones de euros.

En el origen de esa instrucción estuvo la hija de la multimillonaria, Françoise Meyers-Bettencourt, que acusa a Banier de aprovecharse de su madre, con la que mantiene una relación más que conflictiva y para la que ha solicitado un peritaje médico judicial para demostrar que su estado la hace particularmente vulnerable e influenciable.

De hecho, esta semana la Orden de los Médicos -órgano de supervisión interno de los facultativos de Francia- ha pedido interrogar a los que tratan a la rica heredera para determinar si han infringido la deontología profesional.

El escándalo, que era sobre todo de orden familiar y privado, tomó un giro político la pasada primavera, cuando aparecieron revelaciones que han llevado a la imputación de Bettencourt por presunta evasión fiscal que podría haberse cometido con la connivencia de la Administración francesa.

Las sospechas se han dirigido en particular al actual ministro de Trabajo, Eric Woerth, que ha negado insistentemente -y ha recibido en su defensa el apoyo del presidente francés, Nicolas Sarkozy- haber recibido dinero de Bettencourt como tesorero del partido gubernamental, la Unión por una Mayoría Popular (UMP).