Público
Público

La multinacional que fabrica los pañales 'Huggies' cierra su fábrica en Calatayud

La planta aragonesa de Kimberly-Clark, propietaria de la marca 'Kleenex', da empleo a más de doscientas personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La multinacional estadounidense de productos de higiene Kimberly-Clark ha anunciado este martes el cierre de sus instalaciones en la localidad zaragozana de Calatayud, de 20.000 habitantes, donde fabrica pañales de la marca Huggies. La empresa desea pactar con los representantes de los trabajadores la salida de sus empleados. En esta planta trabajan 208 empleados, además de 17 externos en logística y otos 6 en seguridad y restauración. La compañía espera que finalice su producción alrededor de mediados de mayo.

En octubre año, Kimberly-Clark, propietario también de las marcas Kleenex y Scottex,  ya anunció su decisión estratégica de salir de la categoría de pañales en Europa y, entonces, puso en venta su factoría en Calatayud con el objetivo de encontrar un posible comprador de la fábrica como negocio en funcionamiento. De las tres factorías europeas que tenía para la producción de pañales, sólo decidió mantener la de República Checa (la tercera, en el Reino Unido, se ha cerrado). 'A pesar del esfuerzo de Kimberly-Clark y del equipo de dirección de la planta, no se ha encontrado comprador y la compañía se ha visto forzada, como única alternativa, a proponer el cierre de las instalaciones', asegura la empresa en una nota de prensa.

En este sentido, la compañía subraya que su decisión 'no es en modo alguno reflejo del desempeño de la planta o de sus trabajadores' sino que 'se trata de una decisión estratégica, resultado por una parte de la revisión del negocio de consumo de Kimberly-Clark en Europa y, por otra, de la ausencia de interés en la compra de la planta'. 'Esta decisión no ha sido tomada a la ligera y lamentamos profundamente tener que proponer este cierre. La compañía trabajará proactivamente con los sindicatos en todo momento para garantizar la realización del apropiado proceso de consulta', afirma la multinacional.

De hecho, 'nuestra prioridad es garantizar que los trabajadores reciban un trato justo y cuenten con todo el apoyo necesario durante estos difíciles momentos', ha indicado este martes el vicepresidente europeo de Producción de Kimberly-Clark, Dave Faddis.