Publicado: 07.08.2014 09:53 |Actualizado: 07.08.2014 09:53

El mundo académico pide cortar las relaciones con las universidades israelíes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de mil profesionales del ámbito académico y científico han firmado un manifiesto, lanzado por la campaña de BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) académico para Palestina, pidiendo la ruptura de cualquier relación institucional con el mundo académico israelí hasta que éste deje de apoyar el empleo y apartheid en Palestina.

La campaña, iniciada hace más de dos años, pide el apoyo tanto de profesionales del ámbito académico y científico como de asociaciones vinculadas a éste, como son los sindicatos de estudiantes y trabajadores, centros de investigación, colegios profesionales , etc. De los 1,400 firmantes totales, 150 corresponden a catedráticos, 850 profesores y 200 investigadores. Además, han apoyado también 52 asociaciones vinculadas al ámbito académico, entre las que hay grupos de investigación y departamentos universitarias.  La iniciativa se enmarca dentro de la campaña internacional de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) a Israel. Esta llamada internacional es una estrategia no-violenta impulsada por la sociedad civil palestina en 2005 que está creciendo como una alternativa efectiva de presión a Israel hasta que respete los derechos humanos y la legalidad internacional.

Stephen Hawking y el Nobel de la Paz Desmond Tutu se han sumado al bloqueo en el último añoEn el último año, el físico Stephen Hawking, el premio Nobel de la Paz Desmond Tutu y hasta cuatro asociaciones académicas de EEUU se han sumado al boicot como forma de apoyar la llamada hecha por la sociedad civil palestina. Es importante remarcar que se trata de una demanda de boicot a nivel institucional y no individual del ámbito académico israelí. Siguiendo esta línea, la Unión Europea ha establecido un boicot de facto a toda colaboración con universidades y centros de investigación israelí situados en territorio palestino ocupado.  La campaña seguirá recogiendo firmas y tiene previsto servir de apoyo a campañas específicas que se irán desarrollando en diferentes universidades del estado, como son las campañas de la universidad de Vic y de la universidad de Màlaga, donde se trabaja con el objetivo de romper relaciones con la universidad de Haifa y la universidad de Tel Aviv, respectivamente.  

En Catalunya, activistas de la mencionada campaña realizaron el 15 de mayo la ocupación de la Secretaría de Universidades e Investigación para pedir una reunión y exigir transparencia en todos los acuerdos que se firmaron el pasado noviembre cuando una delegación de empresarios, consejeros y directores de centros de investigación encabezados por Artur Mas viajaran a Israel para estrechar relaciones económicas y académicas con las instituciones de este estado.  Como resultado, se logró una reunión con el Secretario de Universidades Antoni Castellà donde se trasladaron las demandas de la campaña y él entregó los acuerdos firmados durante ese viaje. Aunque aseguró que no colaboraban con universidades implicadas en la ocupación de Palestina, muchos de los centros universitarios con los que se firmaron acuerdos de colaboración con Catalunya participan activamente en proyectos de investigación militar y la ocupación de Palestina, tal y como está documentado en el informe "Defensa, Seguridad y Empleo como Negocio. Relaciones Militares, armamentísticas y de Seguridad entre España e Israel ", realizado por Alejandro del Pozo.  

La campaña, de ámbito estatal, ha conseguido un eco especial en Catalunya, donde ya se han recogido, a fecha de hoy, 550 firmas, aproximadamente un 40% del total de firmas recogidas en todo el estado, con especial participación de la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Barcelona. Este hecho es muy significativo, dada la clara apuesta del gobierno de la Generalitat para hacer del estado de Israel un socio prioritario, con un especial énfasis en los vínculos universitarios.

Bajo el lema "Paremos la masacre del pueblo palestino. Basta complicidad con Israel", el movimiento de solidaridad por Palestina ha denunciado los acuerdos de las instituciones catalanas con el estado sionista de Israel. "Los soldados no están pero queda la devastación absoluta y el aterrador coste humano y material de la ofensiva, la amenaza de nuevos ataques aéreos y el bloqueo que desde hace siete años ahoga los 1,7 millones de habitantes de la franja, encerrados en la prisión más grande del mundo", afirman los activistas en un comunicado.

Una delegación de colectivos solidarios con Palestina se reunió ayer con representantes de la Generalitat para expresar su postura contraria a las relaciones del Govern catalan con Israel. Consideran que la postura de la Generalitat, "contraria a todo tipo de violencia", provoca una "equidistancia" que "beneficia al más fuerte. "Esta postura refleja la nula voluntad del Gobierno de condenar la masacre del estado de Israel sobre la población palestina, y exigir el levantamiento del bloqueo que sufre la Franja de Gaza", manifestaron este miércoles tras la reunión.

Por ello, han convocado concentraciones para este jueves 7 de agosto en Barcelona. A las 8 de la tarde realizan una concentración en Rambla de Canaletes, mientras y una hora más tarde los colectivos participan en una vigilia por las víctimas del conflicto en la Catedral de Barcelona.