Público
Público

El mundo debe detener los abusos en el Sáhara, dice el Polisario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La huelga de hambre de la activista saharaui Aminetu Haidar ha mostrado la necesidad urgente de que el mundo intervenga para frenar los abusos de los derechos humanos cometidos por Marruecos en el Sáhara Occidental, dijo el responsable del Frente Polisario, que persigue la independencia del territorio.

El mes de huelga de hambre de Haidar en el aeropuerto de Lanzarote atrajo la atención internacional sobre el conflicto del Sáhara Occidental de un modo inusual desde que Marruecos se anexionó la ex colonia española hace casi 35 años.

La activista de 43 años dejó de comer en protesta por la negativa de Marruecos a dejarla entrar en el país a menos que declarara su lealtad al rey. Rabat la permitió volver a El Aaiún después de la intervención de Estados Unidos, España y otros países.

"Su huelga de hambre ha ofrecido luz sobre nuestra lucha y ha puesto de nuevo el tema del Sáhara Occidental en lo más alto de la agenda internacional", dijo el líder del Polisario, Mohamed Abdelaziz, en su cuartel general en Argelia, donde el movimiento tiene su base desde que huyó del Sáhara Occidental, controlado por Marruecos.

"Marruecos debería frenar su campaña contra nuestro pueblo dentro de los territorios ocupados", dijo.

"Instamos a las Naciones Unidas a establecer un mecanismo para proteger los derechos humanos de nuestro pueblo.. y que informe sobre el tema mientras el conflicto no esté resuelto", añadió.

El Sáhara Occidental, una zona desértica del tamaño de Reino Unido que tiene lucrativas reservas de fosfatos y se cree que también alberga petróleo en sus aguas, es escenario de la mayor disputa de territorios en África.

Europa y Estados Unidos dicen que su preocupación es que el conflicto, que ha agriado las relaciones entre Marruecos y Argelia, esté impidiendo a los dos países vecinos trabajar juntos para contener la violencia islamista.

Insurgentes vinculados con Al Qaeda han llevado a cabo atentados con bomba y emboscadas en el norte de África y se están extendiendo hacia el sur adentrándose en el desierto, aunque no hay pruebas de que tengan actividades en el propio Sáhara Occidental.

HISTORIAL DE DERECHOS HUMANOS DE MARRUECOS

En respuesta a las acusaciones del Polisario sobre los abusos de derechos humanos en el Sáhara Occidental, el ministro de Comunicaciones marroquí dijo que se trataba de mera propaganda.

"El historial de derechos humanos de Marruecos es el mejor y más brillante en la región", dijo el ministro, Jalid Naciri, a Reuters en Rabat.

Añadió que su Gobierno estaba comprometido con la negociación para una solución pacífica al conflicto del Sáhara Occidental, y acusó al Polisario y a sus aliados en el movimiento argelino de intentar explotar la huelga de hambre para bloquear cualquier progreso en las conversaciones de paz.

además de marroquíes - han dicho que el asunto ha dañado la imagen del país, y reforzado al Polisario.

En declaraciones realizadas no lejos de los campamentos donde miles de saharauis desplazados por el conflicto han vivido durante años, el líder del Polisario dijo que quería volver a la mesa negociadora con los marroquíes.

Las negociaciones, en las que la ONU actúa de mediadora, están estancadas, aunque ambas partes dicen que tienen voluntad para negociar.

"Obviamente, hoy hay, más que nunca antes, una urgencia para hallar una solución justa y global al conflicto. Estamos dispuestos a hablar directamente con Marruecos", dijo Abdelaziz, cuyo movimiento declaró la independencia del Sáhara Occidental en 1976.

"Creemos, sin embargo, que hay medidas que Marruecos debería tomar para facilitar las conversaciones y mostrar su buena fe. Una de estas medidas es la liberación inmediata de siete de nuestros activistas", dijo.

La policía marroquí detuvo en octubre a siete miembros del Polisario tras visitar la sede del movimiento en Argelia. Marruecos dice que pesan sobre ellos cargos de espionaje y traición y que si son hallados culpables podrían pasar hasta 20 años en la cárcel.