Público
Público

El mundo de la música se moviliza por "la sangría" de la piratería

Al acto acuden músicos como Enrique Bunbury, Alejandro Sanz, Manolo García, Ana Belén, Víctor Manuel, Peret o Camela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Artistas, representantes de las discográficas, distribuidores, ingenieros de sonido, técnicos que montan escenarios, periodistas, intérpretes, compositores, salas, entidades de gestión y profesionales de todos los estilos musicales (pop, rock, clásica, flamenco) y de todos los sectores, se han manifestado ante el Ministerio de Industria unidos bajo el lema La música es cultura. La música es empleo.

Entre los artistas, Alejandro Sanz, Manolo García, El Canto del Loco, Conchita, Antonio Carmona, Pereza, Chambao, Enrique Bunbury, Ana Belén, Víctor Manuel, Peret, Camela, Coti, Rosario, José Miguel Carmona, Amancio Prada, Marina Rosell, Kiko Veneno, Martirio, Felipe Campuzano, Antón García Abril, Malú, Jaula de Grillos, Edurne, Luis Eduardo Aute, Pedro Guerra, Sidecars, María Villalón, Rash o Luis Pastor.

Són sólo algunos de los más de 2.000 profesionales que han firmado ya el manifiesto que será entregado al Ministro de Industria durante el acto de protesta al que están convocados todos los firmantes.

'Somos los que propiciamos esas melodías que se incrustan en nuestros cerebros y corazones'

Loquillo, Aute y Antonio Guisasola, presidente de Promosicae, fueron los encargados de subir a reunirse con el Ministro de Industria, Miguel Sebastián, para trasladarle las quejas del sector, y reclamar medidas 'valientes', entre ellas el fin del P2P y le entregaron un manifiesto firmado por más de 2.500 artistas. Industria tendrá que dar una respuesta a sus reclamaciones antes de final de año. Mientras tanto los músicos amenazan: 'Esto es solo el principio', gritó Luis Eduardo Aute.

Rosario alegó que 'los músicos también eran trabajadores y tenían hijos y estaban 'arruinados'

Subieron al pequeño escenario, montado frente al Ministerio de Industria, para representar a sus compañeros, artistas como Rosario, quien alegó que los músicos también eran trabajadores y tenían hijos y estaban 'arruinados'. 'No tenemos dinero para hacer música y hay un montón de personas en oficios relacionados con la música que están arruinados', explicó la artista.

Por su parte, Chenoa reclamaba regularizar Internet y buscar medidas que no sean 'vetar o prohibir' y 'hacerlo más fácil para todos'. Asimismo, pidió más espacios y ayudas para las jóvenes que estaban empezando en el mundo de la música, y poner 'poco a poco normas' contra la piratería.

El lema de la movilización: La Música es Cultura. La Música es Empleo tiene como base la piratería en Internet que, según los promotores de esta iniciativa, 'está acabando con la industria cultural'.

'No es posible desarrollar iniciativas de comercialización de contenidos digitales, porque se compite contra el gratis total. Se han perdido muchos miles de puestos de trabajo y está en juego nuestra credibilidad como país', aseguran.

'Si la música, el cine o la literatura son cultura y la cultura es empleo, queremos, en definitiva, que se actúe en consecuencia de una vez por todas. Exigimos respeto. Pedimos al Gobierno, a través del Ministerio de Industria, que legisle adecuadamente para acabar con esta sangría', afirman.

Además reivindican su papel en la sociedad: 'Somos los que propiciamos esas melodías que se incrustan en nuestros cerebros y corazones. Músicas que enamoran, consuelan, o curan; sonidos que alegran, rememoran, evaden, relajan o estimulan. Sí, nos gusta nuestro trabajo. Y sabemos que nuestro trabajo gusta y es necesario'.

'No podemos seguir así. Ni nosotros ni esta sociedad, si no queremos ser cómplices de la destrucción sistemática del talento y la creación locales', sentencian.