Público
Público

El mundo de la política destaca las virtudes de Fernández Campo

Todos han coincidido en destacar su labor durante la Transición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aluvión de reacciones a la muerte de Sabino Fernández Campo. Desde las personas más cercanas al ex jefe de la Casa Real, como la Familia Real, hasta el coordinador general de IU, Cayo Lara. Todos han coincidido en destacar las bondades de Fernández Campo

Los Reyes han acudido al tanatorio para consolar y expresar su pésame a la viuda, María Teresa Álvarez, y los hijos de Fernández Campo, quienes también han recibido la visita y las condolencias de las Infantas Elena y Cristina.

De 'gran patriota' le ha calificado Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, quien ha coincidido en el calificativo con el presidente del Congreso, José Bono, quien agregaba que Fernández Campo 'no tenía amor superior que el amor a España'.

A la sala 17 del tanatorio de La Paz de Alcobendas se han acercado numerosas personalidades para rendir homenaje al fallecido. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, tras visitar la capilla ardiente, ha dicho que Fernández Campo era un hombre 'profundamente leal a la Corona y a España'.

Para el alcalde de Madrid, Sabino Fernández Campo es, junto con Adolfo Suárez y Felipe González, una de las tres personas que tenían 'nombre propio' en la transición y con la que los españoles están 'en deuda de gratitud' porque 'es mucho lo que hizo por España'.

También han pasado por la capilla ardiente otras personalidades importantes de la Transición, como Santiago Carrillo, que ha calificado a Sabino como un hombre 'sabio, bueno y valiente que ha hecho mucho por defender la democracia y la libertad'.

Numerosos políticos destacan el patriotismo y la discreción del ex jefe de la Casa Real

'Todos debemos un homenaje' a Sabino, 'por los menos todos los que apreciamos la democracia y el sistema de libertades que se ha dado este país', ha subrayado el veterano dirigente comunista, uno de los protagonista de la Transición durante los primeros años de Fernández Campo como secretario general de la Casa del Rey.

Además de Carrillo, también han acudido a dar su último adiós a Fernández Campo figuras de este período como Gregorio Peces Barba, Manuel Jiménez de Parga o Nicolás Redondo.

Peces Barba, que ha elogiado el carácter 'cordial, integrador y tolerante' del fallecido, abandonaba el tanatorio acompañado por el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien ha destacado la 'enorme discreción' de Fernández Campo y su contribución 'fundamental' a la consolidación del Estado democrático.

Han visitado asimismo la capilla ardiente el actual jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, y el secretario general de la Institución, Ricardo Díaz Hochleitner, así como el anterior 'número 2' de la Casa, Rafael Spottorno.

Al abandonar el tanatorio, Spottorno ha valorado la 'excelencia, inteligencia, buen hacer y prudencia' con que Fernández Campo sirvió a la Corona, antes de añadir que, tras una vida 'dilatada y muy intensa', podía tener la satisfacción de haber 'servido a España y a su Rey con sobresaliente'.

Entre las personalidades de la vida política, económica y social de las últimas décadas que se han acercado al tanatorio figuran también Gustavo Suárez Pertierra, Antonio Garrigues, Isidoro Álvarez, junto a representantes de los medios de comunicación, como José Luis Balbín, Miguel Ángel Aguilar, Iñaki Gabilondo o José María García.

Los que no han podido ir, como Mariano Rajoy, han enviado telegramas. El presidente del PP ha destacado su 'ejemplo de entrega, integridad y lealtad constitucional' y ha calificado la noticia de su muerte como 'triste'.

En la misma línea se ha expresado la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha subrayado su vocación de servicio público y de trabajo 'silencioso y discreto' y ha considerado que su figura debe ser un referente para todo el que se dedique a la política.

El PSOE, a través de un comunicado reconoce en Fernández Campo a 'un gran servidor del Estado' que 'dio muestras de ser un fiel defensor de la democracia y de la monarquía parlamentaria española'. En un comunicado, los socialistas destacan su dilatada trayectoria, en la que dio muestras de ser un fiel defensor de la democracia y de la monarquía parlamentaria española, particularmente frente al intento de golpe de Estado del 23-F'.

Para el coordinador general de IU, Cayo Lara, Fernández Campo fue 'un buen hombre' y, más allá de las diferencias ideológicas, ha dicho lamentar su fallecimiento.

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha destacado que el ex jefe de la Casa del Rey fue 'un gran servidor de España y un gran patriota' y ha añadido que 'todos lo españoles le tenemos que estar muy agradecidos'.

El director de la Fundación Príncipe de Asturias, Graciano García, ha dicho que con la muerte de Fernández Campo España pierde 'a un héroe, que buscó apasionadamente y con inteligencia la reconciliación y la concordia de los españoles'. García asegura que fue 'como un padre' para él al darle 'los más valiosos consejos' y ser un ejemplo de cómo afrontar las dificultades.

Los restos mortales del ex jefe la Casa del Rey serán inhumados mañana en el cementerio de San Esteban de Oviedo, en cuya catedral se celebrará un funeral.

Sabino Fernández Campo, Conde de Latores, título con Grandeza de España que le otorgó Don Juan Carlos en abril de 1992, fue secretario general de la Casa del Rey entre 1977 y 1990, año en que ascendió a la jefatura de esta institución, en la que permaneció hasta el 8 de enero de 1993, momento en que el Monarca le nombró consejero privado vitalicio.