Público
Público

El mundo quiere medidas más duras sobre clima para 2050

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Gobiernos apoyan ampliamente medidas más duras para 2050 para recortar las emisiones de gases de efecto invernadero, pero están divididos sobre cómo repartir las reducciones, según una nueva guía para los negociadores del nuevo pacto sobre clima de la ONU.

En un documento que se presentará en las negociaciones sobre clima de la ONU en Bonn entre el 29 de marzo y el 8 de abril, se reduce una lista de ideas para combatir el calentamiento global en un nuevo tratado que se acordará en diciembre y que tendrá unas 30 páginas desde las 120 del texto del año pasado.

"Esto muestra que aún falta una parte tremenda por hacer. Y también muestra que necesita hacerse", dijo a Reuters Yvo de Boer, secretario de la Convención para el Cambio Climático de la ONU, sobre el texto de Michael Zammit Cutajar, presidente de un grupo negociador de la ONU.

"Es una buena ayuda para una agenda mucho más precisa que se centre en rellenar los vacíos", dijo de Boer.

Más de 190 gobiernos acordaron en 2007 concluir un tratado sobre cambio climático para finales de 2009 después de las advertencias del Panel de Clima de la ONU de que los gases de efecto invernadero procedentes de los combustibles fósiles provocarían más sequías, inundaciones, olas de calor e incremento del nivel del mar.

"Hay un amplio apoyo de las partes a un objetivo representativo con base científica para la reducción de los gases de efecto invernadero para mitad de siglo", dice el texto.

Entre los posibles objetivos están la reducción a la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, recortes profundos para limitar el aumento de las temperaturas de 1,5 ó 2 grados por encima de los niveles preindustriales, o establecer una cuota baja de emisiones personales para todo el mundo.

CAMINOS

Añade: "Hay falta de convergencia sobre el asunto de la contribución de los diferentes grupos de países para la consecución del objetivo a largo plazo y los caminos para conseguirlo".

Las naciones ricas dicen que ellos liderarán el camino para hacer recortes pero el dividir la carga entre ricos y pobres es una gran pelea. La recesión está despertando la cautela a los compromisos para cambiar del carbón barato, por ejemplo, a otras energías renovables más caras.

No obstante, De Boer dijo que el objetivo distante de 2050 no era irrelevante por ejemplo para un inversor que considere construir una planta energética que funcione con carbón altamente contaminante.

También dijo que el texto reveló una "fuerte convergencia" en una necesidad de objetivos ambiciosos a medio plazo para los países desarrollados lo más cerca posible a una reducción de entre 25 y 40% por debajo de los niveles de 1990 para 2020, siguiendo el consejo del Panel de Clima de la ONU.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quiere reducir las emisiones de su país a niveles de 1990 para 2020, un recorte del 15% respecto a los niveles actuales. La Unión Europea ha acordado recortes del 20% por debajo de los niveles de 1990, y de 30% si otras naciones ricas actúan como ellos.