Público
Público

Murdoch insiste en que desconocía las escuchas ilegales

El hijo del director ejecutivo de News Corporation vuelve a comparecer en la Cámara de los Comunes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escándalo de las escuchas telefónicas en el extinto dominical News of the World (NOTW) sigue vigente y enre-dado acerca de quién sabía qué, cuándo y cómo. James Murdoch, presidente de News International (NI), propietaria de NOTW, compareció por segunda vez ante un comité de la Cámara de los Comunes, donde volvió a negar estar al corriente de la intervención generalizada de teléfonos para conseguir ilegalmente informaciones.

El pasado julio ya compareció junto a su padre, Rupert Murdoch, director ejecutivo del imperio mediático News Corporation. El hijo fue convocado nuevamente por haber podido mentir al comité después de que dos de sus subordinados contradijeran su primera declaración.

James Murdoch replica a los dos empleados que le acusan de mentir

James Murdoch aseguróque no supo hasta finales de 2010 o principios de 2011 que periodistas y detectives de NOTW habían pinchado teléfonos 'de forma generalizada'. Sin embargo, el exdirector de NOTW, Colin Myler, y el ex responsable legal de NI, Tom Crone, declararon en septiembre al comité que informaron a Murdoch en junio de 2008 de que la práctica de los pinchazos era generalizada.

Hoy, el directivo replicó la versión de sus subalternos y negó haber 'engañado' al comité en julio. En 2009, el diario The Guardian publicó una extensa información sobre las escuchas, pero el hijo del magnate tampoco se enteró.

El presidente de NI mantuvo la coherencia y la 'humildad' de su comparecencia anterior disculpándose con frecuencia y lamentando el escándalo y recordó el encuentro con Myler y Crone en 2008, en el que autorizó el pago de unos 900.000 euros al directivo de la Federación de Fútbol Gordon Taylor, una de las primeras víctimas de las escuchas.

'Creo que soy una persona competente para el cargo que ocupo'

'En aquella reunión obtuve suficiente información para aprobar el pago y evitar un juicio que hubiésemos perdido', dijo Murdoch, que insistióen desconocer la profundidad de los hechos: 'Pruebas o sospechas de que algo malo [por los pinchazos] fuera generalizado (...), no, no se me mencionó nada de esto'. El cheque sefirmó, pero no sabía nada más.

Ya en 2007, un periodista y un detective de NOTW fueron encarcelados por pinchar el teléfono de miembros de la familia real. Sin embargo, ese episodio fue, según Murdoch,un caso aislado y resuelto con la condena de prisión. Ninguno de estos indicios le hizo sospechar de que pudiesen ser la punta del iceberg del escándalo que surgió el verano pasado al saberse que detectives de NOTW intervenían el buzón telefónico de Milly Dowler, una niña desaparecida. La intromisión en los teléfonos de ricos y famosos se toleraba, pero el caso de Dowler provocó la algarabía pública y el cierre del dominical.

El diputado laborista Tom Watson comparó a los Murdochcon los Corleone al decir: 'La mafia es un grupo de personas que juran secreto, el código del silencio, para conseguir sus objetivos en los negocios sin tener en cuenta la ley; usted debe ser el primer jefe mafioso en la historia que no sabía que dirigía una empresa criminal'. James, conmovido, respondió: 'Eso que dice es ofensivo y no es verdad'.

En varias ocasiones, le colocaron en la encrucijada siguiente: si conocía las prácticas ilegales, se convertía en parte de la conspiración ilícita y, si no sabía nada de ellas, qué tipo de presidente es. 'Creo que soy una persona competente para el cargo que ocupo', reiteró el directivo.