Público
Público

Murillo considera que las víctimas de malos tratos denuncian poco, sólo el 20%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria general de Políticas de Igualdad del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Soledad Murillo, echa en falta que las mujeres víctimas de los malos tratos denuncien más las agresiones, puesto que sólo el 20% lo hace.

"Lo que nos estamos encontrando es con una pauta habitual de no denunciar las agresiones", ha dicho Murillo en Toledo al ser preguntada por si las muertes de las mujeres se deben a la falta de medios económicos para poderse independizar de sus parejas.

De ese 20%, precisó, "la mitad renunciaron a las órdenes de protección, el resto abrió la puerta o le dio una nueva oportunidad" y ello a pesar de que siempre se recomienda que "no se reúnan con él por muchos perdones que le manifiesten".

Murillo, de cuyo departamento depende la Delegación Especial del Gobierno contra la violencia de género, reprochó a los candidatos de los partidos políticos que cuando hablen de que la ley no funciona no concreten en que y por qué, porque si esto lo oye una maltratada, entonces no denuncia.

La responsable del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales entiende, en cambio, que "la ley funciona" y que no se trata de falta de medios económicos y es partidaria de ahondar en la sensibilización y en la prevención.

Dijo que el perfil de la mujer víctima de la violencia machista no es de baja economía y en este sentido afirmo que "tenemos mujeres empresarias que no han denunciado, tenemos mujeres con un salario alto, estudiantes con veinticinco años que no han denunciado y han muerto a manos de un chico o un joven como ellas".

Otro "dato fundamental" que aportó la secretaria general de Políticas de Igualdad es que "el 45% de las mujeres que han muerto desde el año 2000 hasta ahora, curiosamente, habían anunciado que querían separarse o estaban en trámites de separación o habían dicho que daban por terminada la relación".

Lo que le parece "increíble" es que haya 85.000 personas protegidas y se preguntó en este sentido qué tipo de relación tenemos entre hombres y mujeres como para tener que estar pidiendo al estado que nos proteja.

A Murillo le molesta que las mujeres puedan inhibirse y "si se dice que la ley no funciona hay que decir en qué. No se puede decir que ésta ley no tiene medios, porque se han triplicado y cuadruplicado y cada vez que tenemos una necesidad de crédito, Hacienda siempre dice 'de acuerdo'".

Pidió a los políticos que no jueguen a improvisar haciendo propuestas de futuro para mejorar la ley, porque "esto es muy serio".

También reprochó a los vecinos de las víctimas de la violencia machista que denuncien "muy poco", porque "los golpes suenan" y les invitó a hacerlo, al igual que lo hacen cuando denuncian el robo de un coche.