Público
Público

El Museo Barbier-Mueller muestra 20 obras de arte precolombino inéditas en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Veinte piezas inéditas en España forman parte de la nueva exposición permanente del Museo Barbier-Mueller de Barcelona, integrada por 88 obras maestras del arte precolombino.

Las obras expuestas invitan al visitante a hacer un recorrido por las civilizaciones prehispánicas desde Mesoamérica hasta el Amazonas, que representan las culturas originarias de México, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y la Amazonia.

Esta nueva exposición del Barbier-Mueller, que permanecerá abierta al público hasta octubre de 2009, reúne, en palabras de la directora del museo, Anna Casas, piezas que gozan de un "gran reconocimiento internacional", como la escultura de barro conocida como "La Chupícuaro".

"La obra maestra como elemento del diálogo estético" es el eje vertebrador de esta nueva exposición que, en el ambiente intimista del museo, permite al visitante acercarse a las culturas precolombinas en un nuevo contexto.

El conjunto de las 88 piezas exhibidas representan a las culturas mesoamericanas azteca, olmeca, maya, colima y nayarit; a las centroamericanas gran nicoya, guanacaste, diquis y camay; a las civilizaciones inca y huari (andinas) y de la Amazonia se incluyen obras de la isla de Marajó.

Ausente por razones de salud, el coleccionista Jean-Paul Barbier-Mueller ha explicado a través de un comunicado que su familia, en los once años de funcionamiento del museo barcelonés, ha llevado a cabo "una política activa de adquisiciones que ha permitido doblar el volumen de la colección".

Esta iniciativa ha permitido, añade Barbier, reforzar algunos conjuntos, como el dedicado a la civilización olmeca, que por ser la más antigua y de gran influencia sobre las posteriores culturas, es conocida como la cultura "madre" de Mesoamérica.

Precisamente, entre las veinte piezas inéditas que se exhibe en Barcelona destacan varias olmecas como una gran cabeza con tocado de chamán y boca de jaguar, un bol funerario, un elemento ritual de jade que podría ser un colgante (1200-800 aC), una representación monolítica del dios Jaguar y una figurilla de un jugador de pelota (1500-200 AC).

También se expone por primera vez una figura que representa "un bebé faliforme", elemento formado por el tronco y las extremidades de un bebé y la cabeza de un falo, que, según Casas, podría ser una evocación a la fecundidad.

En el área dedicada a la cultura maya, destacan otras tres obras que se exhiben por primera vez al público: un personaje, una figura con forma de herramienta y un vaso funerario con asa con forma de perro.

Junto a estas piezas, se erige majestuosa una gran estela maya, procedente de Guatemala, relacionada con la divinidad Kukulkan o Quetzalcoalt (600-900).

Tras su exhibición en el museo, esta exposición se podrá contemplar a partir de octubre de 2009 en el prestigioso Museo del Quay Branly, en París, que cuenta con colecciones de arte americano, pero también de Asia, África y Oceanía, lo cual, según Barbier, "será un acontecimiento importante para la proyección cultural de Barcelona".

El Ayuntamiento de Barcelona y el coleccionista suizo renovaron hace dos años el contrato que habían firmado en 1997, por el cual la colección permanecerá en la ciudad hasta 2015.