Público
Público

El Museo Británico y el Ejército colaborarán en salvar el legado arqueológico de Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Museo Británico y el Ejército del Reino Unido se proponen colaborar en una nueva iniciativa destinada a salvar las riquezas arqueológicas de Irak no destruidas durante la guerra.

El plan, del que da cuenta esta semana el periódico especializado "Art Newspaper", parte de un estudio de los sitios arqueológicos, incluidas las antiguas ciudades sumerias de Warka y Eridu para examinar luego el nivel de los destrozos y los saqueos sufridos.

Los expertos concentrarán también sus esfuerzos en los museos saqueados durante la guerra del sur de Irak, como los de Basora, Kut, Amara y Wasit.

Tom Holloway, oficial del Ejército británico destacado en Basora, declaró al periódico que los militares podrán prestar ayuda y protección a los arqueólogos en esos lugares.

El papel del Ejército británico en ese proyecto cultural consistirá en facilitar el trabajo de los especialistas y asistirlos a la hora de firmar los contratos que necesiten financiación aprovechando sus contactos con contratistas privados iraquíes.

En el Museo Británico, el experto que se ocupará del tema es John Curtis, que está a cargo de las colecciones de Oriente Medio y es un especialista en Irak e Irán.

Curtis reconoció, sin embargo, que el plan está todavía en su fase inicial y que no se ha hablado aún con las autoridades iraquíes, que son clave en todo esto.

Pero calificó de "alentador" el hecho de que el Ejército comience a interesarse por la herencia cultural de ese país destruido.

"Ha habido saqueos terribles, pero creemos que están disminuyendo últimamente, como se desprende de las fotografías obtenidas mediante satélite", explica Curtis.

Según el "Art Newspaper", los soldados británicos no estarán, sin embargo, encargados de patrullar los lugares arqueológicos para impedir saqueos.

Antes de la invasión anglo estadounidense del 2003, las colecciones de los museos del sur de Irak se transportaron al museo de Bagdad.