Público
Público

Museo redescubre las fotografías de moda de Helmut Newton de los años 60 y 70

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Itziar Reyero Arregui

La Fundación Helmut Newton ha organizado una exposición que reúne doscientos trabajos que el fotógrafo germano-estadounidense realizó en las décadas de los sesenta y setenta para las revistas de moda "Vogue", "Elle" y "Marie Claire".

"Helmut Newton: despedido" es el título de esta muestra, que incluye una serie elaborada para la revista "Queen" en 1964, que tuvo mucho éxito pero le valió al artista perder su contrato con "Vogue".

El rompedor resultado de ese reportaje desató la ira de la editora de "Vogue", Françoise de Langlade, que decidió despedir fulminantemente a Newton tras acusarle de deslealtad por haber realizado tan interesante trabajo para otra publicación.

Newton, por aquel entonces colaborador de múltiples revistas de moda, había llevado a cabo una labor impecable centrada en los diseños ultra modernos de Courrèges; años más tarde él mismo definiría esta serie como su "mejor trabajo de moda".

El reportaje presenta revolucionarios pantalones de mujer, vestidos por encima de las rodillas y modelos con un espectacular 'look' ambientado en el espacio sideral, sin accesorios y en habitaciones claustrofóbicas cuyas paredes metálicas reflejan y multiplican el traje retratado.

Pero sólo dos semanas más tarde de su atropellada salida de "Vogue" le llegó una oferta de la entonces redactora jefe de moda de "Elle", Claude Brouet, con quien años después volvería a trabajar en "Marie Claire".

"Era de ideas firmes y muy honesto. Todo lo que a él no le gustaba me lo decía", explicó Brouet en el acto de presentación de la muestra, tras destacar el "respeto" que sentía Newton "por la moda que debía enseñar".

June Newton, viuda del fotógrafo muerto en el 2004 en Los Ángeles, afirmó que "conocía a la gente para la que trabajaba y sabía sus límites", gracias a lo cual supo "adaptar su estilo a la línea de cada revista".

"Poco a poco fue siendo aceptado", prosiguió la mujer del maestro, quien por aquellos años se convertiría, junto a Richard Avedon, Irving Penn o William Klein, en uno de los fotógrafos más deseados por las publicaciones de moda.

En uno de sus trabajos para "Elle", el fotógrafo estadounidense de origen judío-alemán se coloca detrás de la modelo que viste elegantes prendas de Cardin y Lanvin y cuyos vivos tonos contrastan con fuerza con el color negro que domina la escena.

Irónico consigo mismo y un tanto reflexivo, en ocasiones cede su pequeña cámara a la mujer, quien, irreverente, asume su papel.

La exposición reúne además algunos de los sugerentes reportajes que realizó en los setenta para "Nova", entre los que destacan arriesgadas tomas a una modelo desnuda que viste un chubasquero transparente.

Sobre el trabajo de su marido, June Newton dijo que el maestro "se divirtió fotografiando" y aseguró que "utilizó las revistas para abrirse una ventana al mundo", si bien aclaró que "el dinero lo ganó gracias a la publicidad".

"No sé si es un honor o no, pero él nació con el deseo de ser un fotógrafo de la moda", reseñó.

El círculo de su trayectoria profesional se cerraría en 1970 con el regreso de Newton a la revista "Vogue" y la publicación de un reportaje dedicado a una nueva colección de Courrèges.

Las doscientas fotografías, que muestran las colecciones de diseñadores como Courrèges, Dior, Lanvin, Cardin o Yves Saint Laurent, se reparten por la primera planta del museo consagrado a la memoria de Newton en Berlín y podrán verse a partir del domingo y hasta el 17 de mayo. EFE

ira/dm