Público
Público

Los museos en verano son cosa de niños

Ellos son los protagonistas de todas las actividades veraniegas. Diversos centros programan durante lo meses estivales talleres orientados a los más pequeños de la casa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Convertirse en director de cine hollywoodiense, desentrañar el enigma de un traje desaparecido, ser por un día cocinero romano, hacer fuego con técnicas prehistóricas. Deseos infantiles que este verano se harán realidad en diversos museos, que han programado para los meses estivales una amplia programación de talleres que tienen a los más pequeños como protagonistas. Hacemos un repaso por los que se organizan en cinco ciudades. ¡Silencio, se juega!

MADRID
Si Hollywood sigue enganchando a los adultos, ¿cómo no va a atraer a los niños de entre 6 y 11 años? El Museo de América les permite, con su programa Descubriendo EE UU de Este a Oeste, rodar una película que narra la historia de este país. Los pequeños idearán el guión, buscarán localizaciones, repartirán los papeles y hasta elaborarán objetos de cerámica, textiles y adornos que luego se venderán en un mercado para conseguir fondos para el film. Como auténticos profesionales.
Otra opción en la capital es la que ofrece el Museo del Traje, que propone, con su taller Misterio en el museo, que los niños se conviertan en auténticos detectives hasta llegar a la resolución de una extraña desaparición. En el mismo centro, sombrillas, abanicos y pañuelos desentrañarán sus lenguajes más secretos en el taller ¡Qué calor!, en el que los participantes, además, podrán llevarse a casa uno de estos complementos hechos por ellos mismos.

MÉRIDA
Ceres, la diosa romana de la agricultura, se habría sentido orgullosa de sus pupilos: niños de entre 5 y 11 años que durante julio y agosto conocerán los alimentos más consumidos por los romanos en Emerita Augusta, las peculiaridades de la cocina de la época y el funcionamiento de los mercados del Imperio. Y que podrán, incluso, convertirse en panaderos, cocineros o agricultores. La despensa de Ceres los espera en el Museo Nacional de Arte Romano. Pan, aceite y vino son sus ingredientes esenciales.

BARCELONA
El Museu de la Xocolata ofrece una amplia oferta de actividades para chuparse los dedos. Con ellas está asegurado, sin duda, un verano de lo más dulce. Los niños pueden convertirse en artistas creando figuras de chocolate, en expertos catadores de sus variedades, en conocedores de su fascinante historia y hasta en auténticos pasteleros y creadores de originales piruletas. Este museo tiene además el atractivo de que incluye actividades para una edad tan temprana como los tres años.

SANTILLANA DEL MAR
La Prehistoria es un período fascinante para los ojos de un niño, y en el Museo de Altamira se han propuesto llevar a los pequeños de viaje a esta lejana época. Sus talleres les permitirán convertirse en cazadores de ciervos, plasmar sus manos con pigmentos como artistas de las cavernas y hasta hacer fuego empleando técnicas prehistóricas.

MÁLAGA
El Museo Picasso propone emular al pintor malagueño y diseñar la propia indumentaria usando materiales poco convencionales en el mundo de la moda. ¿Quién sabe si del taller Pintura, papel y tijera no saldrá alguno de los próximos revolucionarios de las pasarelas españolas?



webMuseo de AméricaDescubriendo EEUU de Este a OesteMuseo del Trajee-maildifusion.reservas.mt@mcu.esMuseo Nacional de Arte RomanoMuseo de la XocolatawebMuseo de AltamiraMuseo Picasso de Málaga