Público
Público

Una musulmana sustituye a una consejera que dimite por ofensas a los islamistas en el Senado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una joven musulmana, Rabea Mohamed, ha sustituido hoy en el cargo a la consejera de Asuntos Sociales del Gobierno de Ceuta, Carolina Pérez Gómez (PP), quien ha dimitido a raíz de la polémica producida por haber ofendido al colectivo musulmán durante una intervención en el Senado.

Este mediodía el presidente ceutí ha nombrado como nueva consejera a Rabea Mohamed Tonsi (Ceuta, 1971), quien ocupaba el cargo de delegada para asuntos de Mujer y vicepresidenta primera de la Mesa Rectora de la Asamblea.

La nueva consejera tomará mañana posesión de su cargo en el despacho del presidente ceutí.

El nombramiento se ha producido tras la renuncia al cargo de Carolina Pérez que tuvo su origen en una comparecencia en el Senado, producida el lunes, donde la consejera dijo que el colectivo musulmán "antepone su cultura, no está por la integración total y se quejan de no tener trabajo, pero no tienen formación alguna".

Asimismo, la consejera dijo en la cámara alta: "algunos no dominan ni el idioma, ni el castellano, éste es el grueso de lo que tenemos, eso sí se dan de alta como demandantes de empleo pero no se levantan todos los días y buscan trabajo".

El revuelo producido en la ciudad, sobre todo en el colectivo musulmán formado por 25.000 de los 75.000 habitantes, ha motivado que la consejera optara por presentar su dimisión al presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Jesús Vivas, tras una reunión mantenida en su despacho esta misma mañana.

En su justificación de la renuncia, efectuada a través de un comunicado, la consejera ha reconocido que tuvo unas "desafortunadas palabras" y que con ese paso quería "poner fin" a la polémica suscitada.

Carolina Pérez también ha dejado claro que no quería ofender al colectivo musulmán y ha explicado: "cometí el error de no precisar mis declaraciones, de hablar de manera generalizada y sin dejar claro que en ningún caso estaba hablando de toda la población musulmana".

La ya exconsejera ha expresado que esperaba que sus palabras "no se utilicen para dañar la imagen del Gobierno", de su partido, "y lo que es más importante, la imagen de Ceuta", porque habrá cometido un error pero en su ánimo "jamás ha estado la ofensa".

El presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, ha dicho: "ha sido una situación que no deseábamos, que no nos esperábamos, pero creo que la consejera ha actuado de manera consecuente", ya que sus palabras "están muy alejadas por no decir contrarias de lo que al respecto piensa el Gobierno de la ciudad".

El partido Unión Demócrata Ceutí (UDCE), de corte musulmán, ha considerado "insuficiente" la dimisión al entender que también debía renunciar a su escaño en la Asamblea y ha pedido que se conozca la persona o personas que redactaron el informe presentado en el Senado.

Por su parte, el PSOE, a través de su secretario general José Antonio Carracao, ha acusado a la exconsejera de "dañar" la imagen de la ciudad.

"Ha cometido un grave error y ha producido un daño mayúsculo ya que ha tirado en un minuto lo que venimos construyendo en todos estos años al dañar la imagen de la ciudad en el Senado", ha declarado en rueda de prensa.

Carolina Pérez pone fin a una trayectoria en política de unos veinte años, donde había sido viceconsejera de Medio Ambiente (2001-2003), consejera de Medio Ambiente (2003-2007) y consejera de Asuntos Sociales, desde comienzos de esta Legislatura.