Público
Público

Mutis por el foro

El resfrío conceptual de Mariano Rajoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque, ciertamente, a nadie pueda importarle un pepino la cancelación del viaje que, al menos hasta el miércoles por la noche, día 22, tenía previsto realizar Mariano Rajoy a Bruselas para participar en el debate del Partido Popular Europeo (PPE) sobre Grecia, arroja luz sobre su estrategia en España.

El desafío que planteaba ese debate a su coherencia era obvio. Allí, el PPE, con Ángela Merkel a la cabeza, tenía el objetivo de persuadir a Antonis Samaras, líder de la oposición conservadora griega Nueva Democracia, para que apoye en el Parlamento, el próximo día 28, el nuevo plan de austeridad impuesto por el FMI, la Comisión Europea y el BCE, condición para desembolsar a mediados de julio los 12.000 millones de euros pendientes del rescate de 2010 y para aprobar el nuevo rescate de 120.000 millones de euros.

¿Qué podía aconsejarle Rajoy a Samaras? ¿Que, como ya hiciera el PP en España respecto al Gobierno, no apoye el plan de austeridad? Problema: Merkel, el PPE y todas las instituciones plantean como condición la aprobación del plan para soltar el dinero. Y para ello le están pidiendo a Samaras 'unidad nacional'.

La estrategia de Rajoy en España choca con la que está promoviendo la derecha europea. Se trata de dar el dinero para que el Gobierno griego continúe sus pagos y se evite así la quiebra técnica de los bancos franceses y alemanes. Y, si se rechaza el plan de austeridad, y fracasa el desembolso ¿no supondría ello la 'remora para el euro' que el miércoles pasado atribuyó Cristóbal Montoro al Gobierno de Zapatero?

Por tanto, no era la mejor ocasión para dejarse caer por Bruselas, sobre todo por parte del líder del país que está sometido a contagio de la crisis griega y que dentro de pocos meses aspira a recoger el poder como fruta madura. Un contagio que el PP no hace esfuerzos, a la luz de sus declaraciones, para cortar. Sino todo lo contrario.

Pero hay también una historia que se solapa. Mientras Rajoy está de acuerdo con la austeridad aunque se niegue, por razones electorales, a solidarizarse con la que promueve Zapatero desde mayo de 2010, el líder de los conservadores griegos está en contra. Según declaraba ayer Samaras al diario Financial Times, el mismo día que se disponía a recibir presiones del PPE, 'me están pidiendo que apoye la misma medicina para alguien que está muriendo por esa medicina. No lo haré'. Para el líder conservador, la política del Gobierno Papandreu 'está erradicando la demanda de la economía mediante una subida de impuestos mientras Grecia sigue en una profunda recesión'.

Samaras añade: 'Que pasa en la economía real cuando no hay gasto privado, no hay gasto público y no hay inversión directa extranjera. Todo cierra. Hay una fuga de cerebros, la gente educada se marcha del país. Esto desmoraliza a la gente, que ya sufre fuerte desempleo y rebajas salariales. Cuando a pesar de tus sacrificios no ves la luz al final del túnel, te enfadas, y coges rabia contra el sistema, no sólo contra ciertos políticos y partidos.Y eso es peligroso'.