Público
Público

Nacho Criado, Nacional de Artes Plásticas

El artista ha pasado del reduccionismo formal a la ampliación y liberación de su lenguaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nacho Criado ha ganado hoy el Premio Nacional de Artes Plásticas que concede anualmente el Ministerio de Cultura y está dotado con 30.000 euros.

El galardón ha cogido por sorpresa al artista (Mengíbar, Jaén, 1943). “Este reconocimiento es un ánimo extraordinario. Para mí la Medalla de Oro a las Bellas Artes ya era suficiente”, declara con humildad el artista, al otro lado del teléfono. 'Lo interpreto como un reconocimiento a una cantidad de años de trabajo difícil y complejo', resume.

Enfermo de cáncer, los críticos han coincidido en subrayar “el acierto de un galardón que llega a tiempo”, según Fernando Castro Flórez, comisario de su última muestra en el IVAM, Tras la ruina algo queda.

Criado pertenece a ese grupo de artistas españoles como Isidoro Valcárcel Medina o Esther Ferrer que, sin centrarse en un arte para el mercado, 'no se ha entregado a ornamentos ni a camuflajes. Su arte no está pensado para ser mercancía', agrega el crítico. 

Las primeras palabras de Nacho Criado tras saberse merecedor del Premio Nacional de Artes Plásticas han sido para negar la concepción del arte como negocio. 'Para mí el arte no es una cosa impositiva y facilona. El arte es dificultad. Hay que saber si haces la obra para ti o para quién. Mi visión del arte no tiene que ver con algo que redunda en lo que ya se ha hecho, como pintar un lienzo, firmarlo y decir cómo hay que ponerlo', resumió.

El Ministerio de Cultura atribuyó ayer el premio al papel fundamental de Criado 'en la ampliación de los límites de la realización de la obra artística, la composición de un extenso universo poético y su contribución a un pensamiento estético inédito”. La inclusión en su obra del tiempo, mediante esculturas hechas en madera carcomida por termitas; la reflexión sobre la corporeidad, el anonimato y el cambio constante de su obra caracterizan los más de 40 años de oficio que lleva a las espaldas. 

El jurado del Premio ha estado presidido por la directora general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Ángeles Albert, ha estado integrado por Esther Ferrer Ruiz, Premio Nacional de Artes Plásticas de 2008; Agustín Pérez Rubio, director del Museo de Arte Contemporáneo de León (MUSAC) y Bartomeu Marí Ribas, director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA).

También han formado parte del jurado Anna María Guasch Ferrer, crítica de arte; Isabel Tejeda Martín, crítica de arte y Mariano Navarro Herranz, crítico de arte, por la Revista 'Artecontexto'.

En sus inicios mediado de los anos 60 se preocupa por el reduccionismo formal, el comportamiento del material así como aspectos procesales y espaciales en su obra que mas tarde lo aproximaran a tendencias conceptúales, minimalistas o povera siempre desde una concepción muy personal.

Desde 1970 las constantes de su trabajo se dirigen hacia una ampliación y liberación de lenguaje que le permita adecuar de manera abierta y precisa la idea y su materialización dando con ello prioridad a aspectos tales como la experiencia del tiempo, la identidad y la condición híbrida de la práctica artística.