Público
Público

Nadal desea una temporada más corta sobre cemento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin importar hasta donde llegue Rafael Nadal en el torneo sobre la hierba de Queen's, parece no haber escondite para el famoso tenista español.

Sus molestas rodillas le negaron a los aficionados británicos la posibilidad de verlo en plena forma el año pasado debido a que no defendió sus títulos en Queen's y Wimbledon.

Han pasado 12 meses y parece que desde el momento en que Nadal se baja de su coche plateado puesto por la organización en Queen's, un numeroso grupo de seguidores lo espera.

Los niños son premiados por su paciencia con una caricia en sus cabezas y en el caso de que el siete veces ganador de grand slams tenga alguna duda sobre sus habilidades en la pista de tenis, una pequeña voz le dice: "Eres tan bueno".

El flautista de Hamelín del Club de Queen's sonrió por el comentario, aunque la sonrisa desapareció mientras se quejaba sobre la prolongada temporada en pista dura tras regresar a Queen's el miércoles con una victoria.

"Para mí, la peor superficie es la pista dura; ni la hierba ni la arcilla. La pista dura es muy difícil, es muy, muy dañina para los tobillos, para las rodillas, para la espalda, para todo", dijo el número uno del mundo, quien también tuvo que retirarse por lesión en cuartos de final en el Abierto de Australia este año.

Desafortunadamente para Nadal, aparte de los dos meses de tierra batida que finaliza con el Abierto de Francia y las cuatro semanas de torneos en hierba, el resto del calendario tenístico está armado predominantemente en pistas duras.

Debido a que el mantenimiento de las pistas duras es más barato que en las de arcilla y hierba -por lo cual tanto el Abierto de Australia como el de Estados Unidos cambiaron el césped por el cemento- es poco probable que la observación de Nadal tenga algún efecto.

"Parece que el tenis siempre avanza a jugar más y más en este tipo de superficies (duras) aunque mi sensación es que es siempre un gran error debido a que la hierba es más suave, la tierra batida es más suave, y los movimientos son más naturales", dijo Nadal, quien en el 2008 se transformó en el primer jugador desde Bjorn Borg en 1980 en completar el doblete con el Abierto de Francia y Wimbledon.

"En pista dura (juegas) todo el tiempo muy agresivo. Eso es malo para las rodillas y para los tobillos, para todo. Creo que es peor cuando juego en pista dura que en el resto de las superficies", agregó".