Público
Público

Nadal destronó a Federer en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Pritha Sarkar

Se suponía que este iba a ser el año en el que Roger Federer batiría, o al menos igualaría, el récord de Pete Sampras de 14 títulos de grand slam.

En cambio, ha sido la temporada de la consagración de Rafael Nadal, que finalmente ha extendido su dominio más allá de Roland Garros. Primero arrebató al suizo la corona de Wimbledon, sumando su quinto título de grand slam, y luego se hizo con el oro olímpico en Pekín.

Pero eso no le bastó al mallorquín de 22 años y acabó con el reinado récord de Federer de 237 semanas como número uno apenas unas horas después de colgarse la medalla.

"Una temporada casi perfecta, ¿no?" bromeó.

Federer empezó el año con 12 títulos de grand slam y campeón del Abierto de Australia, Wimbledon y el de Estados Unidos, pero su temporada se vio dificultada por un brote de fiebre glandular.

El tercero en liza, el serbio Novak Djokovic, que acaba el año a sólo 12 puntos de él, ganó este año su primer grand slam en Australia, así como el bronce en Pekín.

En Roland Garros cayó apabullado ante Nadal, que reforzó su reputación de mejor jugador del mundo sobre tierra batida y perdió sólo cuatro juegos en la final, sumando su cuarto título consecutivo en París.

Cuatro semanas después, ambos protagonizaron una final calificada por muchos como una de las mejores de la historia en el All England Club de Londres. Era la decimoséptima vez que se enfrentaban.

El mallorquín acabó con cinco años de reinado del suizo en Wimbledon y le batió en un épico partido en el que sobrevivió a dos interrupciones por la lluvia y a una sorprendente remontada de Federer.

Nadal se convirtió así en el primer hombre desde Björn Borg en 1980 en lograr el doblete Roland Garros-Wimbledon en el mismo año, mientras que el suizo perdió la ocasión de superar al sueco y establecer un récord con seis títulos en Wimbledon.

Cuando parecía que la temporada de Federer iba a ser un desastre, el suizo demostró que en absoluto está acabado y con una nueva lección de clase obtuvo el oro olímpico en dobles y su quinto y sucesivo Abierto de Estados Unidos.

Nadal no pudo participar en la Copa Davis por una lesión, pero España demostró que tiene más tenistas de alto nivel y consiguió su tercera Copa Davis derrotando a Argentina en casa.

LAS MUJERES, MÁS IGUALADO

Justine Henin asombró al mundo del tenis cuando inesperadamente decidió dejar el deporte cuando era número uno 11 días antes de defender su título en Roland Garros.

"He llevado mi carrera impulsada por una emoción, pero ya no siento esa emoción (...) es el final de una aventura maravillosa", dijo la heptacampeona de grand slam.

La belga de 25 años se convirtió en la primera tenista que se retiraba siendo la número uno y su ausencia desató una loca pelea por la corona. En los últimos seis meses, el número uno ha cambiado de manos en seis ocasiones, hasta que se lo ha quedado la serbia Jelena Jankovic, al menos de momento.

Otra muestra de la igualdad fue que los cuatro grandes tuvieron diferentes ganadoras: Maria Sharapova, Ana Ivanovic, Venus y Serena Williams.

La rusa Elena Dementieva se llevó el oro en Pekín batiendo a su compatriota Dinara Safina, mientras que también las rusas, encabezadas por Svetlana Kuznetsova triunfaron cómodamente sobre España en la Copa Federación, ganando por cuarta vez en los últimos cinco años.