Público
Público

Nadal o Ferrer apuntan a semifinales mientras Federer se pone a tono

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Rafael Nadal prolongó la autoridad que transmite en tierra, arrolló a su compatriota Juan Carlos Ferrero (64 y 6-1) y avanzó, indemne, hacia los cuartos de final del Masters Series de Montecarlo.

Allí le espera David Ferrer, que apabulló al serbio Janko Tipsarevic (6-4 y 6-0), mientras el suizo Roger Federer mejoró para batir al francés Gael Monfils (6-3 y 6-4).

El torneo monegasco dejó a medio camino a tres de los cinco españoles que afrontaron la cuarta jornada. Sólo Nadal y Ferrer solventaron el corte. Uno se estancará en los cuartos de final porque se enfrentan en esa ronda, pero otro es seguro semifinalista.

Tommy Robredo y Nicolás Almagro dieron carpetazo al primer Masters Series en arcilla junto a Ferrero. Especialmente doloroso fue el revés que encajó el tenista de Hostalric, que sumido en un bache de juego y confianza, ha desaparecido del grupo de los 'top ten, cayendo hasta el puesto dieciocho después de un tramo discreto de temporada donde lo único solvente fue la semifinal que logró en Valencia.

Hoy, apenas fue rival para el argentino David Nalbandián, que solventó el compromiso en hora y media.

Nalabandián será el rival de Roger Federer. El número uno del mundo, asimiló la advertencia de Rubén Ramírez Hidalgo en segunda ronda, donde estuvo dos veces a dos puntos de la derrota, y ganó con cierta solvencia a Monfils.

"He mejorado hoy. Estoy contento de mi partido. Es positivo ver cómo he reaccionado después de mi estreno", señaló Federer, que desveló que había pasado gran parte de la noche del miércoles analizando el vídeo del encuentro contra Ramírez Hidalgo.

"Observé las cosas buenas y malas y lo que tenía que aprender para los próximos partidos", añadió el helvético, que espera a Nalbandián.

Mantiene con el sudamericano una lucha enconada en los duelos particulares. Se reparten los triunfos en los dieciséis encuentros que ya acumulan. Pero los dos últimos, en pista cubierta al final del curso pasado, en los Masters Series de París y Madrid, fueron para el cordobés, que subrayó el descenso de nivel del número uno del mundo. Sólo Rafael Nadal ha ganado en tantas ocasiones como Nalbandian a Federer.

El español ha demostrado que se encuentra en su superficie natural. Su inicio en tierra ha sido prometedor para contemplar con expectativas la defensa de los envites que tiene de frente y culminar con un nuevo triunfo en Roland Garros.

Tras superar a Ferrero espera a David Ferrer, un jugador plagado de confianza, quinto del mundo, que viene de ganar en Valencia y que derrotó al balear en los dos últimos duelos que dirimieron, ambos en pista rápida. Nadal, sin embargo, acumula más triunfos aún que su paisano (4-3) al que siempre ha vencido en tierra.

"Fue un buen partido. Nunca es fácil jugar contra Ferrero. Es un gran jugador. Sobre todo aquí, en arcilla. Es un buen comienzo para mí, que me llena de confianza. Ahora espera Ferrer, un duro rival. Creo que nunca en Montecarlo había tenido un cuadro tan complicado", dijo Nadal.

Ferrer alcanza los cuartos de final de Montecarlo por cuarta vez en su carrera. Una barrera que nunca ha superado. Federer, en dos ocasiones y Guillermo Coria en otra, se interpusieron en su paso a semifinales.