Público
Público

Nadal y Federer buscan en Australia superar nuevos hitos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los números uno y dos del mundo del tenis se vuelven a ver las caras en una final con dos objetivos diferentes: Rafa Nadal, convertirse en el primer español que gana el Abierto de Australia; Roger Federer, igualar el récord de 14 grandes de Pete Sampras.

Juan Gisbert, Andrés Gimeno y Carlos Moyà -, pero ninguno ha logrado llevarse el título del primer grand slam del año.

Moyà cayó en 1997 precisamente ante Sampras, que tiene el récord de haber ganado 14 títulos individuales de Gran Slam.

Ahora Federer intentará igualará el récord del estadounidense, cumpliendo con sus expectativas de ser el mejor jugador de todos los tiempos.

"Siempre es algo especial jugar contra Federer, pero jugar otra final de un Gran Slam (contra él) es más excitante", dijo. "Seguro, preferiría que el contrario fuera otro, pero esto es lo que hace tan grande el deporte, finales como ésta".

El español tardó el viernes cinco horas y 14 minutos en ganar a su compatriota Fernando Verdasco en la semifinal, en el partido más largo de la historia del Abierto de Australia.

"No sé cómo voy a estar para la final", explicó. "Voy a hacerlo lo mejor que pueda para que mi cuerpo y mi mente se recuperen, pero tras un partido como este al día siguiente te sientes mucho más pesado".

Federer jugó su semifinal contra Andy Roddick 24 horas antes, pero dijo que no supone ninguna ventaja para su oponente, muy en forma.

"No creo que vaya a afectar mucho a Rafa. Ha pasado por partidos muy fáciles hasta llegar a la semifinal", aseguró.

"Sus partidos normalmente duran más que otros porque se toma su tiempo en la pista. No creo que vaya a estar muy afectado el domingo. Tengo ganas de jugar un gran partido y, con suerte, igualar el récord de Pete", añadió.

Será el séptimo encuentro entre ambos en una final de Gran Slam, igualando el récord de Bill Tiden y William Johnston en el Abierto de Estados Unidos entre 1919 y 1925.

La rivalidad entre Federer y Nadal es ya uno de las grandes en el tenis, aunque tienen estilos opuestos.

Federer es diestro y tiene todas las herramientas necesarias que se necesitan en el juego moderno, pero mantiene el arte y el suave toque de las generaciones pasadas, incluyendo el revés a una mano y prefiere jugadas de servicio y volea.

Nadal es todo fuerza y paciencia, un zurdo enérgico que golpea la bola con un gran efecto y obliga a sus oponentes a jugar desde el fondo de la pista. Es prácticamente invencible en tierra batida, pero su victoria en Wimbledon mostró que también puede jugar sobre hierba. Sin embargo, nunca ha ganado una final de Gran Slam en cemento, la pista preferida de Federer.

"OPORTUNIDAD INCREÍBLE"

El maestro suizo de 27 años ya ha ganado el Abierto de Australia tres veces, pero se enfrenta a un oponente más joven en su búsqueda por la brillantez.

Nadal, de 22 años, le ha ganado en 12 de sus 18 encuentros anteriores, incluyendo las tres finales de Roland Garros y la final de Wimbledon, un clásico de cinco sets considerado por muchos como el mejor partido de la historia.

El mallorquín también acabó el año pasado con el récord de Federer de 237 semanas como número uno, añadiendo suficientes ingredientes a la revancha y prometiendo otra confrontación clásica en Melbourne Park.

"Es una oportunidad increíble para mí al no ser el número uno ya, intentar ganar al número uno del mundo y obtener el decimocuarto Gran Slam", declaró Federer.

"Aquí es donde gané el Grand Slam para convertirme en el número uno del mundo en 2004, así que siempre he tenido una relación especial con este torneo", añadió. "El escenario plantea un gran partido y espero poder cumplir con ello como hicimos en Wimbledon".