Público
Público

Nadal y Federer no se complican la vida en su debut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer no se complicaron la vida en su primera incursión en el Masters 1.000 de Shanghai con convincentes victorias ante el suizo Stanislas Wawrinka y el estadounidense John Isner, respectivamente.

Sin dejarse arrebatar un solo servicio, Nadal se impuso a Wawrinka por 6-4 y 6-4, y Federer a Isner, por 6-3 y 6-4, en el primer partido que el suizo disputaba desde que perdió en las semifinales del Abierto de EE.UU., ante el serbio Novak Djokovic.

Mientras, el estadounidense Andy Roddick se retiró lesionado en el abductor derecho ante el español Guillermo García López, cuando ganaba por 3-6 y 3-2, un año después de que también dejara la pista del Qi Zhong Stadium por un problema físico ante Wawrinka.

"Hubo un momento en el que no podía moverme y sentía como si me hubieran clavado un cuchillo en la pierna" dijo desesperado Roddick, que este año estuvo lesionado casi dos meses y medio y después sufrió una mononucleosis. El de Omaha recordó que ya la semana pasada se sentía pesado "como un elefante", y que visto el panorama había decidido abandonar el circuito, regresar a casa y descansar para ponerse a punto para el torneo de París-Bercy.

Fresco tras conseguir el séptimo título este año en Tokio, Nadal inició hoy la conquista del torneo de Shanghai, uno de los tres Masters 1.000 que faltan en su palmarés, y acabó su encuentro con Wawrinka de forma arrolladora.

Nadal, finalista el año pasado en este torneo, sigue sin ceder un set ante Wawrinka al que tiene perfectamente tomada la medida. Se han enfrentado con el de hoy siete veces, y el compatriota de Roger Federer no ha podido arañarle ni una sola manga.

Federer por su parte, tampoco se vio inquietado demasiado por Isner, que en la ronda anterior había salvado siete puntos de partido ante el polaco Lukas Kubot. No cedió una sola vez el servicio y sin notar que está a falto de partidos logró la victoria en 62 minutos.

Muy al contrario, Federer expresó que durante estas semanas de inactividad en casa había echado en falta la competición e incluso había sentido cierta envidia al ver a otros ganar torneos.

"He tenido muchas vacaciones, entrenamientos, ejercicio físico. Lo único que necesitaba era ponerlo todo junto. Quizás es algo complicado volver en los primeros partidos, pero una vez que comienzas es una gran ventaja haber tenido tiempo libre", dijo Federer, que por primera vez esta temporada viaja únicamente con su entrenador actual Paul Annacone, con quien empezó a trabajar a finales de agosto, y el fisio Garry Hamilton.

"No es fácil sentarte y ver como cuatro, ocho o diez tíos ganan torneos mientras estas en casa sin trabajo, porque eso no te da puntos", observó.

"Por eso hoy creo que he hecho un gran encuentro, porque sabía lo peligroso que Isner puede ser. Es un gran jugador y estoy seguro que tendrá una gran carrera. Estoy contento por el partido que he hecho, lleno de energía, con muchas variantes, muy sólido para una primera ronda después de no haber jugado desde hace mucho", comentó.

Federer además ha decidido aprender mandarín, y toma clases de una hora diaria. "Soy el que más aguanta del equipo", dijo, "ya digo palabras y frases".

El serbio Novak Djokovic, que viene de ganar el lunes en Tokio, se deshizo del croata Ivan Ljubicic, por 6-3 y 6-3, para obtener la 50 victoria de la temporada, con facilidad, y para le diera tiempo a preparar su partido de dobles, un cuadro al que se ha apuntado para entrenarse para la final de la Copa Davis Francia-Serbia en diciembre.

Avanzaron también a octavos el británico Andy Murray (4), el austríaco Jurgen Melzer (13), el francés Jo Wilfried Tsonga (12) y el sueco Robin Soderling (5).

De los ocho primeros cabezas de serie que actuaron hoy solo fallaron los rusos Mijail Youznhy (8) y Nikolay Davydenko (6), defensor del título, que cayeron ante dos germanos, Florian Mayer, por 6-4, 7-6 (5) y 6-1 y Mischa Zverev, que venía de la fase previa, por 6-4 y 7-6 (3), respectivamente.