Publicado: 19.12.2013 16:58 |Actualizado: 19.12.2013 16:58

Nadie se cree la "recuperación" de Montoro y el Gobierno se queda solo con sus PGE de 2014

La oposición únicamente respalda la enmienda conjunta acordada en el Senado que "rectifica" el recorte de Wert a las becas Erasmus

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Las cuentas de estos presupuestos son las primeras de la recuperación económica y de la creación de empleo". Con estas palabras calificó el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 en su presentación hace dos meses en el Congreso de los Diputados. Pues bien, ni esta llamativa afirmación ni la tramitación parlamentaria de los PGE han convencido a los grupos de la oposición. Esta tarde las cuentas públicas del Gobierno para el año próximo han sido aprobadas en la Cámara baja con el único respaldo favorable del grupo parlamentario popular. Es la ventaja de contar con una mayoría absoluta.

Paradójicamente, la oposición ha dado su apoyo a una enmienda transaccional - esto es, conformada en base a un texto del PP con modificaciones del resto de los grupos parlamentarios - que supone una "rectificación" al Gobierno: modificar sustancialmente, al alza, el recorte anunciado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, para las becas Erasmus. De esa forma pasan de los 14 millones inicialmente presupuestados a los 34 finalmente aprobados.

Otro caso similar se ha producido con una enmienda en el Senado por la que se "recupera" la subvención de 420 euros a la formación laboral por cada empleo creado en empresas con entre uno y cinco trabajadores. Esos cambios han sido prácticamente los únicos introducidos en el trámite parlamentario de los PGE en la Cámara alta, al margen, claro está, de las enmiendas, todas ellas menores y de carácter técnico en su mayoría, que ha introducido el propio grupo popular.

Las cuentas públicas para 2014 salen de las dos cámaras prácticamente como entraron. De las más de 6.000 enmiendas presentadas por los diferentes grupos parlamentarios de la oposición apenas se admitieron cuatro en su primer paso el Congreso de los Diputados y un pequeño puñado en la Cámara alta, todas ellas con transacciones admitidas por el PP. Las grandes partidas, desde el presupuesto de la Casa Real - algo más de 7 millones de euros -, hasta las partidas de los ministerios - 34.584 millones - han quedado igual que entraron.

Por ejemplo, la partida destinada al pago de la deuda pública que alcanza la cifra de 36.590 millones de euros, sustancialmente superior a la partida que tienen los diferentes departamentos ministeriales y a la que se destina al pago de la prestación por desempleo, que alcanza los 29.469 millones de euros, un 10,3% más que en 2013, de lo que se deduce que el propio Gobierno no tiene mucha confianza en reducir el número de parados con derecho a la prestación, que se mantiene congelada.

PSOE: "Los presupuestos para 2014 son los de la consolidación del estancamiento económico"

El portavoz socialista, Joan Rangel, ha dicho en el debate final, bastante desangelado ante el resultado previsible, que tras el trámite parlamentario en ambas cámaras "los presupuestos para 2014 son los de la consolidación del estancamiento económico frente al anuncio de crecimiento realizado por el ministro Montoro".

Desde La Izquierda Plural el diputado Alberto Garzón los ha calificado como "antisociales por que aumentarán las desigualdades entre la ciudadanía". El portavoz de UPyD, Álvaro Anchuelo, en un tono duro, ha hecho énfasis en la "incapacidad" del Gobierno para sacar a España de la crisis. Macías, de CiU, los ha calificado de "inútiles para crear empleo porque no ayuda a las pymes que son quienes generan ocupación". En fin, nadie le ha dedicado el más mínimo halago al ministro Montoro, presente en su escaño durante el chorreo de críticas.

La sesión plenaria de hoy, la última de este periodo de sesiones que finaliza con el año natural, ha sido densa. Suele ser habitual porque se concentran en este trámite proyectos legislativos que el Gobierno tiene interés en poner en marcha con la entrada del año nuevo como la ley del Sector Eléctrico, la de reforma de la administración local y la que configura un nuevo marco para las cajas de ahorro y las fundaciones bancarias. En estas leyes el Gobierno tampoco se ha llevado alegrías y la única nota coincidente entre todos los grupos ha sido el deseo de felicidad en las fechas navideñas y de prosperidad para el año nuevo: todos los portavoces se han manifestado en esos términos al inicio de sus intervenciones - Rosa Díez lo ha hecho en euskera, para sorpresa de parte de sus señorías -.