Público
Público

Naftogaz pagará deuda con la condición de firmar un contrato directo con Gazprom

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La compañía ucraniana Naftogaz Ukraini está dispuesta a saldar la deuda por la importación de gas acumulada durante el gobierno anterior, con la condición de firmar un contrato directo con el consorcio ruso Gazprom, anunció hoy el viceprimer ministro de Ucrania Alexandr Turchínov.

Según un comunicado de prensa del gabinete de ministros, Turchínov "ha confirmado que la compañía estatal efectivamente tiene deudas, acumuladas durante el gobierno anterior", informó la agencia Interfax.

"Sin embargo, la empresa está dispuesta a saldarlas si firma un contrato directo y una serie de documentos relevantes con Gazprom" que le permita prescindir de empresas intermediarias, especificó.

Por otra parte, Turchínov negó que Ucrania se esté quedando con el carburante que pasa por su territorios con destino a Europa y aseguró que Naftogaz Ukraini está cumpliendo con todas las obligaciones internacionales.

"Estamos dispuestos a invitar a observadores internacionales para demostrar que hemos cumplido con total honradez los compromisos asumidos y que no estamos desviando gas que no pertenezca a Ucrania", declaró.

Según Turchínov, "el objetivo de los que provocan tensiones en torno a la cuestión del gas es mantener por todos los medios a los intermediarios en el mercado nacional e internacional".

En tanto, el presidente de la compañía ucraniana Naftogaz Ukraini, Oleg Dubina, tenía previsto llegar hoy a Moscú, enviado por la primera ministra de Ucrania, Yulia Timoshenko, para mantener conversaciones con Gazprom y tratar de evitar una nueva "guerra del gas".

La víspera, el presidente ucraniano, Víctor Yúschenko, urgió a Timoshenko, a firmar todos los documentos necesarios entre Naftogaz Ukraini y Rusia para garantizar el suministro de gas y realizar los pagos correspondientes.

Previamente, el presidente de Gazprom, Alexéi Miller, había enviado un telegrama a Yúschenko en el que le pedía su cooperación para solucionar los problemas con Rusia en materia gasística y recordó que si Naftogaz no salda su deuda hasta el mediodía de mañana, el consorcio ruso dejará de suministrar gas a Ucrania.

Ucrania inició el viernes consultas con Gazprom, que reclama el pago de 1.500 millones de dólares, para evitar una "guerra del gas".

Timoshenko declaró que las amenazas de Gazprom son una confirmación más de la necesidad de prescindir de RosUkrEnergo, pues "estos intermediarios, por regla general, arruinan los cálculos y los suministros".

Por su parte, el jefe del Estado achacó la nueva crisis con Gazprom a las declaraciones de Timoshenko sobre la necesidad de eliminar a la empresa intermediaria de los contratos de suministros de gas.

Rusia ya había amenazado con reducir el suministro de gas a Ucrania por deudas en octubre pasado, tras el retorno al poder en ese país de una coalición pro occidental, aunque en aquella ocasión Kiev y Moscú resolvieron el problema.