Público
Público

Nancho Novo afirma que el cine y la televisión se han olvidado de él

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El actor gallego Nancho Novo ha lamentado hoy que los responsables de la producción audiovisual española, tanto cinematográfica como televisiva, se hayan "olvidado" de él en los últimos tiempos, en los que ha aprovechado para explotar su faceta teatral, tanto del repertorio clásico como mediante el monólogo.

Novo ha presentado en el Teatro El Musical de Valencia su última producción propia, su monólogo "Sobre flores y cerdos" que representa por España desde 2006 en un permanente proceso de cambio gracias a su carácter interactivo y a un público que, según agradece, ha respondido muy bien a esta particular visión del Amor.

"Amor con mayúsculas, en todas sus fases y facetas", señala el único protagonista de esta obra de hora y media de duración -que recala en Valencia entre mañana y el próximo día 14- donde Pablo Castillo le acompaña al piano, tanto para musicalizar las canciones de Novo como para cuestionar y criticar algunas de sus opiniones.

"Sobre flores y cerdos" supone la consolidación personal del género "guarromántico" de Nancho Novo, quien lo defiende como la adaptación al siglo XXI del legado clásico de Quevedo o Valle-Inclán, quienes plasmaron las emociones románticas universales con unas formas "más provocadoras" para su tiempo, y que según asegura también practica Robe Iniesta, el líder de Extremoduro.

"Lo cortés no quita lo caliente", justifica el actor coruñés, quien, a sus 50 años, se muestra "encantado" de la respuesta que está obteniendo en solitario por los teatros de España -incluidos los de su Galicia "profunda y rural"- frente al desinterés que, según critica, muestra ahora el sector audiovisual por su carrera.

"El cine y la televisión se han olvidado de mí", censura el actor de películas como "Los amantes del Círculo Polar", "Finisterre", "La ardilla roja", "La flor de mi secreto", "Tierra" o "Amo tu cama rica", así como de series como "Los ladrones van a la oficina", "Brigada Central" o "Raquel busca su sitio".

Novo, que desarrolla también su faceta musical con la banda "Los castigados sin postre", defiende el estilo de monólogo teatral perfeccionado por actores como Pepe Rubianes frente al popularizado por la televisión de El Club de la Comedia, ya que prefiere "los contenidos" y el entretenimiento de aquel tipo de espectáculo.

En "Sobre flores y cerdos", su autor afronta con tono "jocoso, pero con gotas ácidas", todos los vericuetos del amor entendido como un "condimento contra las cosas amargas" y con una exposición total al público de sus opiniones más personales: "Me pringo con todo", reconoce para insistir en su deseo de hacer reflexionar al espectador, "tanto al matrimonio de 70 años como a la pareja de 25".