Público
Público

La NASA aprueba la visita del Endeavour a la estación espacial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los directores de la NASA han aprobado el despegue del transbordador espacial estadounidense Endeavour y siete astronautas para una misión que comenzará el viernes y convertirá la Estación Espacial Internacional en un lugar más acogedor.

El cargamento del Endeavour incluye dos habitaciones, un segundo baño y un sistema de purificación de agua que permitirá a la NASA duplicar la tripulación de la estación a seis personas y, además, reciclar la orina y las aguas residuales, convirtiéndolas en agua potable.

El despegue está programado para las 19.55 EST del viernes (00:55 GMT del sábado) desde el Centro Espacial Kennedy de Florida.

"Con esta misión sólo pretendemos mejorar las condiciones, tanto dentro como fuera de la Estación Espacial Internacional", dijo el comandante del Endeavour, Chris Ferguson. "Hemos enviado grandes módulos este año y es el momento de rellenarlos", agregó.

Los meteorólogos han estado alerta por un frente frío que se aproxima y que puede provocar lluvias y nubes sobre Florida aproximadamente a la hora del lanzamiento. Pronostican que hay un 60 por ciento de posibilidades de que el clima sea adecuado para un despegue a tiempo.

La NASA está ansiosa de volver a la órbita tras una largo descanso desde su última misión de transbordador, en mayo. La agencia había planeado enviar una misión en octubre para realizar mantenimiento del telescopio espacial Hubble, pero la retrasó hasta mayo de 2009 al surgir un nuevo problema en uno de los ordenadores del telescopio.

"Tenemos muchas ganas de ver el despegue, siento como si no pasara el tiempo", dijo Mike Leinbach, que supervisa el equipo de lanzamiento del transbordador en Florida.

La NASA deberá aumentar su índice de vuelos si quiere completar la construcción de la estación espacial y retirar los tres transbordadores espaciales el 30 de septiembre de 2010, como ordenó el presidente George W. Bush. Hay nueve misiones más programadas a la estación.

La NASA ha retrasado los planes de retirada ante el posible interés del presidente electo, Barack Obama, de mantener los transbordadores en órbita para una o dos misiones más. La retirada de los mismos se plantea como una de las 13 medidas más importantes a las que se va a enfrentar la nueva Administración.

Mantener los equipos antiguos no sólo costará dos billones de dólares anuales extra, sino que además la NASA tendrá que evaluar la forma de que las naves más viejas puedan seguir volando de forma segura. Algunas de las medidas que se barajan son desmontar uno de los transbordadores y utilizar sus piezas para cubrir los desperfectos de otras naves iguales o utilizarlas como experimento cuando surjan posibles obstáculos.*.