Publicado: 03.12.2013 16:41 |Actualizado: 03.12.2013 16:41

Navantia prevé mantener todos los empleos pese a la falta de carga de trabajo

Los sindicatos consideran el plan de futuro de la empresa pública "poco creíble" y afirman que no sirve de nada sin carga de trabajo, algo que exigirán el miércoles frente a la sede de la empresa en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La empresa pública Navantia no prevé ni cierres ni despidos en los próximos años pese a la falta de carga de trabajo que está haciendo a los trabajadores temer por sus puestos. Así figura en su plan de futuro, quer habla de "acometer transformaciones" para ser competitivos pero sin pasar por una redimensión de la compañía.

Estas son las principales líneas que el presidente de Navantia, José Ramón Revuelta, expuso el lunes a los representantes de los trabajadores de los astilleros públicos en una reunión celebrada en Madrid para exponerles el llamado Documento de Trabajo para el futuro de Navantia 2014-2018.

El presidente del comité intercentros, José Antonio Oliva, ha explicado que esa es la denominación que ha pasado a tener lo que hasta ahora se había denominado "Plan Estratégico 2014-18 de Navantia", que la compañía pública trasladará a su consejo de administración el próximo miércoles.

Según una portavoz de los astilleros públicos, en el documento "se afirma que Navantia tiene futuro, aunque debe acometer transformaciones para ser más competitiva", pero recoge "explícitamente" que el objetivo pasa por "lograr esas transformaciones sin necesidad de redimensionar la compañía", por lo que "la base del documento sobre el futuro de Navantia es el mantenimiento de todos los centros de producción y el mantenimiento del nivel de empleo".

"La mayor preocupación, expresada reiteradamente en el documento, es lograr carga de trabajo a corto plazo, y a ello se están dedicando todos los esfuerzos", dice la portavoz de Navantia, que destaca que por ello "en lo que va de 2013 Navantia ha presentado 111 ofertas para concursos en 32 países distintos, más del doble que en todo 2012".

En una exposición de más de dos horas sobre este documento, el presidente de Navantia ha informado a los representantes sindicales de un plan de medidas internas con las que la compañía pública pretende ahorrar 100 millones de euros el próximo año.

Pese a la explicación del presidente de Navantia sobre el documento de futuro, lo trabajadores siguen temiendo por su puesto, ya las previsiones de mantenimiento de empleos y astilleros son sólo eso, previsiones, mientras la carga de trabajo no aparece.

Por eso, los delegados de los comités de empresa de Navantia en Ferrol, Cádiz y Cartagena -las tres ciudades en las que Navantia construye buques- viajarán la noche de este martes a Madrid para reclamar el miércoles ante la sede de la empresa "carga de trabajo ya".

Consideran que el plan de futuro "no prevé ninguna acción comercial" y van a aprovechar la reunión del consejo de administración en Madrid para concentrarse ante su sede en torno a las 11.00 horas.

"Hace falta carga de trabajo, no tenemos opciones para el optimismo" En opinión del comité de empresa ferrolano, el encuentro del lunes con el presidente José Ramón Revuelta "no tuvo gran calado" porque "no se tocaron temas serios" y "no hay ninguna acción comercial donde haya grandes posibilidades de contratar", pese a que desde la dirección de Navantia se sostiene, según las mismas fuentes, que todavía hay posibilidades de contratar buques con Gas Natural y Repsol, y que con Pemex hay opciones.

"Seguimos en la misma línea [movilización] porque no se habló del futuro de la empresa, que depende de que haya carga de trabajo, y eso ya lo sabíamos antes de la reunión" del lunes, han explicado.

"Lo que hace falta es carga de trabajo, no tenemos opciones para ser optimistas", sostiene el comité de empresa de Navantia en Ferrol, cuyos delegados continuarán con las movilizaciones al menos hasta final de año "para seguir presionando y exigiendo al Gobierno y a la Sepi [Sociedad Estatal de Participaciones Industriales] que necesitamos carga de trabajo ya".

Entre las medidas anunciadas por la empresa para recortar esos 100 millones de los que habló el presidenteestán una mejora en la gestión de las compras, la estandarización de la ingeniería de las distintas plantas, y una transformación del marco laboral para fomentar la productividad y la flexibilidad.

El documento de trabajo prevé que la compañía "potencie al máximo" su proyección en las áreas de negocio como la construcción, las reparaciones y los sistemas de apoyo al ciclo de vida de los buques, tanto en el área civil como militar.

Para los sindicatos, este plan, que abarca el futuro de la compañía "a medio plazo" y "se basaría en el mantenimiento de todos los centros y de todo el empleo tal y como lo conocemos" es "irreal" en el "escenario actual", sin carga de trabajo "a corto plazo", según José Antonio Oliva.

"Para sustentar cualquier tipo de plan, externo o interno, se necesita carga de trabajo a corto plazo; sin ella, no vale de nada, es para tirarlo a la basura", dice el presidente del comité intercentros.

El presidente de Navantia ha vuelto a asegurar a los representantes sindicales que "se sigue trabajando" por conseguir el contrato para construir los cuatro gaseros de Gas Natural, que las navieras dicen haber adjudicado ya a astilleros asiáticos, y el de los floteles, y ha asegurado que además hay otros contratos "alcanzables" y "muy cercanos en el tiempo" en el ámbito militar de Turquía, Australia y Qatar.

Los representantes sindicales dicen que, tal y como esperaban, la dirección no ha presentado un documento "dramático", pero sí uno "poco creíble", sin que la compañía tenga "el apoyo financiero" de una carga de trabajo que ya no esperan antes de que finalice el año.

José Antonio Oliva ha asegurado que, tras la reunión, los trabajadores seguirán movilizándose para presionar en el ámbito político con su demanda de carga de trabajo, que, para ellos, es la única forma de que Navantia tenga un plan de futuro.