Público
Público

Navarro dice que en el Barcelona estaba un "poquito acomodado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Barcelona, 20 sep (EFE).- El español Juan Carlos Navarro, nuevo escolta del Memphis Grizzlies, reconoció hoy que ha decidido dar el salto a la NBA, porque en el Barcelona estaba "un poquito acomodado".

"En el Barça tenía el mejor contrato y todo el mundo puede meterse en la página de la NBA y ver lo que cobraré ahora (el salario mínimo). En Memphis tendré que ganarme los minutos, pero ya no hay vuelta atrás, he madurado como jugador y me siento seguro", declaró Navarro en la rueda de prensa de su despedida.

El escolta catalán admitió que los últimos años en el equipo azulgrana no resultaron tan buenos como esperaba. "A nivel de equipo, no hemos conseguido los títulos deseados, aunque personalmente he logrado cosas como el 'MVP' de la ACB o ser el máximo anotador de la Liga, algo que hacía muchos años que no conseguía un español", indicó.

Preguntado si hubiera renunciado a la NBA si la temporada pasada el Barcelona le hubiese firmado una ampliación de contrato con una ficha aún mayor, tal como se especulaba, Navarro fue claro. "No lo sé, tal vez sí, pero esa oferta nunca se produjo".

En cualquier caso, el jugador se mostró muy ilusionado ante este nuevo reto y explicó que la aventura americana la servirá, no sólo para crecer como jugador, "sino también como persona y estar más preparado en un futuro".

"Estoy muy motivado por ir allí. Va a ser un cambio radical en mi vida, tanto para mí como para mi familia. Ahora, debo hacerme un sitio en un equipo que tiene buenos jugadores y en el que yo seré uno de los dos únicos 'rookies' que la franquicia tiene este año", ha comentado Navarro, consciente de que en Memphis no tendrá el mismo papel protagonista que tenía en el Barça o en la selección española.

El ex escolta azulgrana admitió haberlo pasado "un poco mal" durante este verano, ya que el Washington Wizards, equipo que tenía sus derechos, se negó a negociar con la mayoría de las franquicias que querían ficharle.

"Al final no salió ninguna de las ofertas que tenía y sólo quedó la opción de Memphis. Ahora mi objetivo primordial es ganarme un buen contrato y poder estar muchos años allí", apuntó Juan Carlos Navarro, que el año que viene se convertirá en 'agente libre' y podrá negociar su continuidad en la mejor liga del mundo si cuaja una buena temporada.

En Memphis, se encontrará con el nuevo técnico de los Grizzlies, Mark Iavaroni, "quien valora un montón mi deseo de jugar allí y sabe que vengo perdiendo dinero" y con su amigo Pau Gasol, "que ha echado muchas horas de teléfono para que viniera".

Con Gasol, la adaptación de Navarro será mucho más rápida. "Él conoce como va todo el tema, es el jugador franquicia de Memphis y me va ayudar tanto dentro como fuera de la pista. Me dirá cual es la mejor zona para vivir o el mejor colegio para mis hijas, que para mí son temas importantes".

A su vez, Pau se sentirá mucho más arropado con Juan Carlos al lado. "Todo el mundo sabe los problemas que tuvo allí el año pasado y, que yo venga, es un aliciente más para él, porque le hará sentirse más cómodo", destacó.

Lo que tiene claro la 'Bomba' es que su estilo de juego no va a cambiar por el hecho de jugar en la NBA, donde se encuentran los atletas más cualificados de este deporte.

"Sin duda me harán trabajar muchísimo pero, el físico no es una cosa que me obsesione. Todo el mundo me ha visto jugar y sabe que me he defendido ante cualquier jugador mas fuerte que yo en muchas ocasiones, en muchos partidos importantes, y que lo he hecho bien", indicó.

El internacional español se marcha a Estados Unidos con una única espina clavada. No hacerlo con la medalla de oro del Eurobasket colgada al cuello.

"Fue una pena, porque claramente tenemos mejor equipo que Rusia, tanto dentro como fuera de la pista, y esto hace que duela un poco más. En la final ninguno (de los jugadores españoles) estuvo a su nivel, pero de todo se aprende y esto nos dará una mayor motivación de cara a los Juegos Olímpicos de Pekín", indicó.

Por último, Navarro se mostró sorprendido ante la posibilidad de que la federación española se hubiese planteado rescindir el contrato del seleccionador nacional, Pepu Hernández.