Público
Público

Una nave para volver a la Luna

'Orion' se exopne al aire libre para explicar cómo serán las próximas expediciones lunares que se realizarán con el objetivo de abrir una base permanente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La atracción que siempre ha sentido el hombre por la Luna renace con la nueva generación de vehículos que desarrolla la NASA, que no solo iniciarán una nueva era de misiones, sino también la posibilidad de habitar en la Luna.

La Luna al alcance de todos. Parece un sueño imposible de cumplir, pero este es uno de los objetivos del programa 'Constellation' con el que la Agencia Aeroespacial estadounidense (NASA) aspira a volver a poner un hombre en el satélite natural de la Tierra e iniciar los tan esperados viajes tripulados a Marte. Pero cada vez el sueño se hace más real y el público pudo ver hoy por primera vez el prototipo de 'Orion', el módulo en el que viajarán los próximos astronautas a la Luna.

'Orion' estuvo expuesto hoy al aire libre en Washington, en el parque del National Mall, frente al museo del Aire y del Espacio, donde científicos, ingenieros y miembros de la NASA explicaron al público cómo serán las próximas expediciones lunares que se realizarán con el objetivo de abrir una base permanente.

'En 2020 seremos capaces de aterrizar en la Luna y de realizar misiones permanentes de seis meses', aseguró a Efe Alan Rhodes, el director adjunto del programa de pruebas y verificación del programa 'Constellation'.

'Estamos planeando construir bases en la Luna así que, cuanto más aprendamos, cuanto mejor sepamos cómo funciona este vehículo, mejor sabremos cómo construir esos asentamientos', dijo.

Diseñada sobre la base de los transbordadores Apolo, pero mejorando su tecnología, 'Orion' tendrá capacidad para transportar una tripulación de hasta seis miembros hasta la Estación Espacial Internacional (EEI) y cuatro hasta la Luna, frente a los tres que podían subir en los Apolo.

Lo que comenzará como una misión espacial es la base para un proyecto mucho más amplio, ya que esperan que 'no solo sea una misión científica, sino también una misión que abra la posibilidad de vivir en la Luna para todo el mundo'.

La intención de la NASA, una vez que se retomen las misiones a la Luna, es 'empezar a estudiar todas las necesidades para tener presencia permanente que nos permita llevar más y más gente y explorar todos los maravillosos tesoros que puede haber en su superficie y todo el conocimiento que nos espera allí', explicó.