Público
Público

"La negociación la hice yo", afirma el dueño de Ingesport

Admite dos reuniones con González, pero sostiene que hablaron de otros asuntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gabriel Sáez, presidente y principal accionista de Ingesport, sostiene que Ignacio González no influyó en la decisión de la sociedad Capital Riesgo de la Comunidad de Madrid (CRM) de invertir en Ingesport pagando una prima de 1,3 millones de euros. 'Fui yo quien preguntó a Ángel Córdoba, a quien conocía de antes, por el posible interés de CRM en nuestra empresa. Y la negociación se produjo después con los técnicos', declaró Sáez a este diario.

El empresario confiesa que ha tenido dos reuniones con Ignacio González, en la sede de la Comunidad, pero niega de forma rotunda que fuese para negociar la entrada de CRM en el capital de Ingesport. Más allá de esas dos citas, Sáez asegura que no ha tenido relación alguna con el hombre de confianza de Esperanza Aguirre: 'He podido verlo alguna vez cuando venía a jugar aquí al pádel, pero nada más'. El presidente de Ingesport destaca que 'jamás' ha tenido una concesión de la Comunidad.

Gabriel Sáez también admite que Carlos Martín, el profesor de pádel de González, le informó por escrito de la reunión que mantuvo en diciembre de 2005 con Ángel Córdoba, alto directivo de Caja Madrid, responsable de las inversiones de CRM y compañero de pádel del vicepresidente madrileño. En esa reunión, Córdoba le explicó a Martín cómo debía montarse la estructura de Ingesport.

Pero Gabriel Sáez intenta restarle trascendencia a aquella cita: 'Yo estaba fuera de Madrid. Carlos Martín y Ángel Córdoba tuvieron la reunión después de jugar al pádel y es verdad que Carlos Martín me envía un correo el 22 de diciembre informándome del encuentro. Él seguro que trata de darme buenas noticias y contarme lo que interpreta de la conversación. Pero toda la negociación la desarrollé yo con los técnicos de CRM'.

Por último, Sáez defiende que es 'absolutamente falso que Ignacio González y Ángel Córdoba eligieran a Ingesport para ningún tipo de negocio raro', tal y como se puede deducir al leer el correo electrónico que Carlos Martín envió en junio de 2008 a su entonces abogado, que mediaba para lograr una ruptura pactada del contrato mercantil entre Ingesport y Preston & Child (sociedad de Martín desde 2007).