Público
Público

La negociación sobre Honduras continuará hoy en Costa Rica tras las consultas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La negociación de una salida a la crisis política en Honduras continuará hoy, domingo, cuando las partes realicen las consultas respectivas para decidir si aceptan la propuesta del presidente costarricense, Oscar Arias, cuyo eje es la restitución condicionada de Manuel Zelaya en el poder.

Al final de la jornada, tras casi 10 horas de reunión con los representantes del depuesto presidente Zelaya y el mandatario en ejercicio, Roberto Micheletti, Arias anunció que, a pesar de la "discusión franca y constante, aún hay muchas diferencias" y que se requiere "un esfuerzo de flexibilidad para acercar posiciones".

La ex ministra de Energía de Zelaya, Rixi Moncada, destacó que esta delegación acepta en un principio la propuesta de siete puntos presentada por Arias en su calidad de mediador, y detalló que ésta incluye el regreso de Zelaya al poder a partir del próximo 24 de julio.

Sin embargo, Carlos López, actual Canciller hondureño y líder del grupo que representa a Micheletti, fue enfático en que aun no se ha llegado a ningún acuerdo definitivo entre las partes y que harán diversas consultas en las próximas horas para analizar la legalidad de las medidas sugeridas por Arias.

El mandatario costarricense, que no respondió preguntas de la prensa, confirmó que la jornada de hoy fue suspendida a petición de la delegación de Micheletti, pero que hoy se reanudará el diálogo en su casa a partir de las 11.00 hora local (17.00 GMT).

Moncada subrayó que su delegación ve "factible" el éxito de la mediación del presidente costarricense y Premio Nobel de la Paz 1987, siempre y cuando se concrete el retorno pacífico de Zelaya a la presidencia hondureña.

"Esperamos un retorno pacífico, que permita que en el país imperen el orden y la calma y ponga fin a la represión", expresó.

López, por su parte, se limitó a decir que el actual gobierno hondureño "ha acogido con interés los planteamientos del mediador" y que está dispuesto a "hacer un examen profundo sobre las propuestas".

Además de la restitución de Zelaya en la presidencia hasta enero próximo, Arias propuso "la conformación de un gobierno de unidad y reconciliación nacional compuesto por representantes de los principales partidos políticos".

Además, planteó una "amnistía general para todos los delitos políticos, exclusivamente", así como la "renuncia expresa" de Zelaya a realizar a cualquier consulta popular no autorizada por la Constitución de su país.

Arias también propuso anticipar las elecciones hondureñas del 29 de noviembre al último domingo de octubre, así como adelantar la campaña electoral un mes.

El traslado del comando de las Fuerzas Armadas hondureñas del Poder Ejecutivo al Tribunal Supremo Electoral un mes antes de las elecciones "para garantizar la transparencia y la normalidad" de los comicios, fue otro punto expuesto por el gobernante costarricense.

La última idea lanzada por Arias es la conformación de "una comisión de verificación compuesta por hondureños notables y miembros de organismos internacionales, en especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) que vigilen el cumplimiento de estos acuerdos y supervise el correcto retorno al orden constitucional" en el país.

Honduras se encuentra sumido en una profunda crisis política desde el pasado 28 de junio, cuando Zelaya fue expulsado del poder en un golpe de Estado y el Congreso nombró en su lugar a Micheletti, quien no cuenta con el reconocimiento internacional.