Público
Público

Las negociaciones sobre el rescate de Wall Street seguirán hoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las negociaciones en el Congreso de Estados Unidos sobre un plan de rescate de 700.000 millones de dólares (unos 477.500 millones de euros) para la industria financiera continuarán el viernes por noveno día consecutivo, aunque no hay indicios de que los republicanos de la Cámara de Representantes que han planteado objeciones vayan a participar.

Tras una reunión anoche con el secretario del Tesoro, Henry Paulson, y otros legisladores, el representante demócrata Barney Frank dijo que la presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, no llevaría un proyecto de ley "partidista" al debate de la sala, lo que significa que al menos algunos representantes republicanos tendrían que firmar.

Frank dijo a los periodistas que esperaba que el presidente George W. Bush y el candidato presidencial republicano, John McCain, pudieran convencerlos de que se unieran a las conversaciones.

En una reunión en la Casa Blanca con líderes del Congreso, Bush, McCain, y el candidato presidencial demócrata, Barack Obama, mantuvieron lo que se describió como una sesión beligerante sobre la propuesta de rescate.

La controversia surgió por una nueva propuesta de los republicanos, que descartaría la legislación que había sido redactada hasta entonces por Paulson y los legisladores, a favor de una elaborada por los conservadores.

"El secretario Paulson nos ha dicho varias veces que la parte central del plan alternativo, un esquema de seguros, no funcionará", explicó Frank.

Pese al desacuerdo, el demócrata dijo que había lugar para el optimismo, y señaló que los demócratas del Senado y de la Cámara de Representantes, junto con los republicanos del Senado y el Departamento del Tesoro, estaban trabajando juntos para alcanzar un acuerdo y que "no hay diferencias enormes"

"No puedo creer que los republicanos de la Cámara baja vayan a continuar desafiando a George Bush o que John McCain no vaya a intentar ayudar", declaró Frank.

La senadora republicana por Carolina del Sur y partidaria de McCain, Lindsey Graham, dijo que los negociadores no habían elaborado un nuevo plan que tuviera posibilidades de ser aprobado en el Congreso.

"Sé que el plan republicano no tiene posibilidades de ser aprobado", declaró Graham. "Busquemos un terreno común y hagámoslo", agregó.