Público
Público

Los negociadores de Copenhague ya han negociado cómo negociar

A poco más de un día para el final de la cumbre, todavía no hay ninguna cifra sobre la mesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes políticos han cerrado esta mañana un capítulo insólito de la cumbre de Copenhague. Las negociaciones para llegar a un nuevo acuerdo internacional de reducción de emisiones de CO2 han estado paralizadas durante tres días porque los 192 países participantes no se ponían de acuerdo, precisamente, en cómo negociar.

El bloqueo ha provocado que, a poco más de un día para el final de la cumbre, los dos textos que manejan no contengan ni una sola cifra, ni sobre el recorte de emisiones, ni sobre el aumento considerado aceptable de la temperatura en 2100, ni sobre la factura del cambio climático en los países pobres.

'Por fin tenemos un espacio de negociación, hay que aprovecharlo al máximo', ha declarado la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera. A su juicio, 'queda tiempo para un acuerdo ambicioso'. A partir de ahora, los dos grupos de negociación -el que busca prorrogar el protocolo de Kioto, que obliga a todos los países industrializados menos a EEUU; y el que persigue crear un nuevo protocolo de Copenhague, con los países en desarrollo y EEUU- avanzarán con sólo unos pocos países sentados en la mesa. 'Trabajar en un plenario con 2.000 personas era inmanejable', opinan fuentes de la negociación. Los dos grupos trabajarán al máximo en las próximas horas para elaborar dos textos esta noche o, como muy tarde, mañana por la mañana. No serán borradores definitivos, sino que los 119 líderes mundiales presentes en Copenhague tendrán que elegir mañana entre un abanico de cifras.

Pese al optimismo de España, un diplomático chino citado por Reuters aseguró esta mañana que de la cumbre sólo saldría una 'corta declaración política', sin ningún compromiso vinculante para frenar el calentamiento global. Apenas una foto de buena voluntad. Sin embargo, horas después, el embajador de Cambio Climático chino, Yu Qingtai, calificó esta noticia de rumor malintencionado. 'No sé de dónde viene este rumor, pero puedo asegurar que la delegación china ha venido a Copenhague con esperanzas y no se da por vencida', añadió.