Público
Público

El negocio eólico mueve millones de euros en Galicia

El nuevo reparto de Feijóo dará a los adjudicatarios 500 millones al año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Industria lo ha apuntado en varias ocasiones: el aumento del recibo de la luz tiene, entre otras causas, el pago de primas a las energías renovables. Menos crítico, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (PP), estima que el negocio del viento generará en Galicia en los próximos años '14.000 empleos' y favorecerá una inversión de '6.000 millones'.

Las renovables recibieron en 2009 la friolera de 6.215 millones en concepto de primas, el equivalente a toda la inversión pública en I+D+i de España para ese año. De esa cantidad, 1.608 millones de ayudas públicas fueron a parar a las eólicas.

Algunas de las 91 empresas que acudieron no tenían experiencia

Las subvenciones del Gobierno a los generadores de energía eólica, así como la inyección millonaria de los distintos planes sectoriales industriales, (2.166 millones sólo en Galicia), convierten al negocio de las renovables en una jugosa tarta de la que todos quieren una porción.

La primera medida tomada por los conservadores gallegos al llegar al Ejecutivo fue derogar el decreto eólico, lo que da idea de la importancia de un negocio multimillonario. Estaban en juego 2.325 megavatios (MW), un tercio de los que se instalarán en el conjunto de España hasta 2013. Aprobado a finales de 2008 por el bipartito (PSOE-BNG), el PP denunció al año siguiente la supuesta 'falta de rigor' del reparto y lo calificó de 'chollopara los nacionalistas'.

Al nuevo concurso convocado por Feijóo concurrieron 91 empresas, muchas de ellas sin experiencia alguna en el negocio eólico. Los aspirantes presentaron voluminosas memorias que prometían importantes inversiones y planes de creación de empleo en la comunidad; hubo quien proyectó construir buques, zonas ajardinadas e incluso 'aparcamientos robotizados' a cambio de introducirse en la industria del viento en Galicia.

La adjudicación de Fraga, similar a esta, no cumplió la promesa de empleo

No es para menos. Los más de mil nuevos aerogeneradores que batirán sus aspas a partir de 2012 en esa comunidad reportarán sustanciosos beneficios a los adjudicatarios. Los dueños de los 2.325 MW obtendrán una cifra de negociosanual próxima a los 500 millones, ya que, según los datos que se manejan en el sector, la rentabilidad de cada parque eólicoronda 'entre el 15 y el 20%'.

A pesar de que el Ministerio de Industria aprobó el año pasado un recorte de las subvenciones a las eólicas del 35% hasta 2013 fecha en la que se prevé eliminarlas, cada megavatio producido a la hora se retribuye, como promedio, a 74,07 euros; de esa cantidad, 38,29 euros/MWh corresponden a ayudas del Gobierno.

Habrá más de mil nuevos aerogeneradores en Galicia en 2012

El criterio principal del Gobierno de Feijóo a la hora de fallar el mayor reparto eólico de la historia se basó precisamente en obtener de las adjudicatarias el compromiso de inversión industrial y creación de empleo. Ambosbaremos son muy similares a los empleados en los 18 planes eólicos aprobados por Manuel Fraga. Más de tres lustros después, un estu-dio de la Universidade de Vigo, del economista Xavier Simón, analiza en qué quedaron aquellas promesas. La conclusión es rotunda: la mayoría de los planes industriales no se cumplieron, ni la Xunta desempeñó su labor de supervisión.

Lo que entonces y ahora sí parece incuestionable es la rentabilidad de instalar molinos de 2 megavatios cada unidad (potencia mínima actual), que proporcionan unos beneficios netos de unos 60.000 euros por aerogenerador. Con la ventaja añadida de que las grandes distribuidoras de electricidad están obligadas por ley a comprar la energía que produzcan los molinos de viento.