Público
Público

El negocio inmobiliario aviva las llamas en Grecia

La oposición y los ecologistas creen que la especulación urbanística y una legislación poco clara son factores que clave en los incendios griegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La especulación inmobiliaria y la falta de una legislación clara que proteja las zonas afectadas están detrás de los fuertes incendios forestales que destruyen periódicamente Grecia y que, en los últimos días, han calcinado 17.000 hectáreas de bosque y amenazan ya con alcanzar Atenas.

Así lo han criticado los partidos políticos de la oposición y grupos ecologistas, que acusaron también al Gobierno conservador griego de la falta de previsión en la lucha contra el fuego.

'Los intereses inmobiliarios organizan los fuegos y las políticas de las últimas décadas llevan al desastre de los bosques y al aprovechamiento ilegal de los terrenos quemados', ha denunciado el eurodiputado griego del partido Ecologista Verde, Mijalis Tremopulos, a la emisora Alpha.

Esa denuncia fue también formulada por las autoridades locales de las zonas más afectadas por los incendios de los últimos días, en los alrededores de Atenas, y que aseguraron que los incendios son acciones intencionadas que sirven los intereses inmobiliarios.

Según las estadísticas publicadas hoy por el diario Kazimerini, el 49% de los incendios que se registran en Grecia son intencionados y otro 28% se debe a imprudencias.

Al respecto, Tremopulos ha reclamado que se aplique una política específica para proteger el medio ambiente.

La legislación actual prevé una moratoria durante la que está prohibido edificar en zonas calcinadas, aunque las lagunas en su aplicación suelen permitir la construcción de asentamientos ilegales, que luego son regularizados, en zonas antes ocupadas por bosques.

Respecto a la falta de previsión y de una sistema eficaz de respuesta contra los incendios, Nikos Papaconstantinos, portavoz del partido opositor Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), ha criticado 'que la tragedia de 2007 no les ha enseñado nada' (al actual Gobierno). En agosto de ese año, Grecia sufrió diez días de catastróficos incendios que dejaron 65 muertos, 6.000 damnificados y 180.000 hectáreas de bosques calcinadas.

También desde la oposición, el Partido Comunista y la Coalición de Izquierda (SYN) solicitaron mayor información por parte del Gobierno sobre las tareas de extinción de los fuegos.

Por su parte, un portavoz del grupo conservacionista del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF en inglés) ha asegurado que, 'con un mejor plan de protección de incendios, se podrían haber limitado, pero esos planes son ya obsoletos por falta de mapas forestales'.

'En mayo 2008, presentamos un proyecto de protección forestal a todos los partidos, pero no hemos recibido aún una respuesta', añade este portavoz.