Público
Público

"Neguémonos como mujeres a aceptar esta nueva era de tiranía", los discursos más emotivos contra Trump

Scarlett Johansson, Michael Moore, Alicia Keys o Madonna son algunas de las personalidades que enviaron un contundente mensaje de resistencia a Donald Trump.

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 7
Comentarios:
De izquierda a dercha: Scarlett Johansson, Madonna y America Ferrera.

De izquierda a derecha: Scarlett Johansson, Madonna y Ameria Ferrera.

MADRID.- Caras reconocidas del mundo de la cultura y el arte se dieron cita también en Washington para enviar un contundente mensaje de resistencia a Donald Trump en su primer día como presidente de Estados Unidos. Fue en Washington, epicentro de las protestas, donde los manifestantes contaron con la voz y la presencia de alguna de estas destacadas figuras, pese a que la movilización y los discursos se han sucedido en distintas partes del mundo.

La actriz Scarlett Johansson, en un apasionado discurso en el que rememoró parte de su infancia, se dirigió al recién electo presidente para decirle: "Trump, yo no voté por usted. Respeto que es nuestro presidente electo y quiero poder apoyarle, pero primero le pido que me apoye". A lo que añadió, dirigiéndose a la multitud: "No renunciéis a vuestro poder, no dejéis que los sentimientos de impotencia os hagan complacientes".​

El cineasta Michael Moore intervino también con un enérgico discurso en el que tuvo a bien parafrasear una línea del primer discurso de Trump como presidente: "¡Estamos aquí para jurar poner fin a la carnicería de Trump!".

La activista feminista Gloria Steinem, por su parte, pidió a la multitud que se congregaba un minuto de silencio: "Amigos, hermanos y hermanas, todos ustedes que están ante mí hoy y en 370 marchas en todos los estados de este país y en los seis continentes, guardemos un minuto de silencio por la igualdad en las oficinas, en las cocinas, en las fábricas, en las cárceles, en todo el mundo". 

No podía faltar la archiconocida cantante Madonna, que se dirigió a los presentes con un vehemente discurso: "¿Podéis oírme, estáis listo para sacudir el mundo, bienvenidos a la revolución del amor? A la rebelión, neguémonos como mujeres a aceptar esta nueva era de tiranía, donde no sólo las mujeres están en peligro, sino todas las personas marginadas".

La actriz America Ferrera se mostró también beligerante con la figura de Trump y sus políticas: "Es un momento desgarrador para ser una mujer y un inmigrante en este país; una plataforma de odio y división asumió el poder ayer", dijo. "Pero el presidente no es América, su gabinete no es América, el Congreso no es América, nosotros somos Estados Unidos".

El activista por los derechos civiles Van Jones tuvo para con los presentes unas emotivas palabras: "Han llegado a esta ciudad orgullosos de su logro. Y pensaron que habían recuperado a América. Lo que nunca pensaron es que se iban a encontrar con un millón de mujeres con sombreros rosados ​​que van a sacar Estados Unidos adelante".

Cerramos la relación con el poderoso discurso de Alicia Keys: "Sigamos honrando todo lo bello que es ser femenino", dijo la cantante y pianista. "Somos madres, somos cuidadoras, somos artistas, somos activistas, somos empresarias, médicos, líderes de la industria y la tecnología, nuestro potencial es ilimitado".