Público
Público

Nelly Furtado prefiere comer galletas a acabar como Madonna

La cantante de 'Manos al aire' prefiere envejecer naturalmente y dedicarse a cocinar y llevar una vida tranquila

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nelly Furtado está muy contenta con su cuerpo y no tiene intención de seguir los pasos de Madonna, pues prefiere comer galletas a machacarse eternamente en el gimnasio. La cantante de Manos al aire prefiere envejecer naturalmente y dedicarse a cocinar y llevar una vida tranquila.

Mientras Madonna pasa largas horas levantando pesas en el gimnasio, Nelly Furtado se dedica a hacer sopa de pollo, y espera hacer lo mismo según vayan pasando los años. La cantante de Maneater no quiere obsesionarse con mantener un cuerpo perfecto desafiando al paso del tiempo, y así lo ha explicado a ContactMusic.

'No estoy preparada para ajustar mi cuerpo con el propósito de venderme mejor, mi fecha de caducidad llegará tarde o temprano'.

Nelly ha pasado los dos últimos años tomándose un descanso entre su anterior disco, 'Loose' y el que acaba de sacar, 'Mi plan'; y parece que ha aprendido a apreciar los pequeños placeres de la vida.

'Después de la gira estaba exhausta y tenía que volver a una rutina más saludable. Empecé a cocinar sopa de pollo para mi familia y a disfrutar el día a día de la vida cotidiana', afirma Nelly.

Y este nuevo plan de vida es el que tiene pensado mantener, que no es otro que 'sentarme en la cocina, beber té y comer galletas'.

'Madonna se pasa el día haciendo Pilates'

Esa es la idea que tiene Nelly para disfrutar su madurez, muy contraria a la que tiene Madonna, quien según la cantante 'se pasa el día haciendo Pilates, simplemente para evitar que su cuerpo se deteriore'.

Nelly está casada con el ingeniero de sonido Demacio Castellon, y tiene una hija de dos años, Nevis, fruto de una relación anterior.

Tras experimentar la dureza y agitación de las giras, parece que la cantante prefiere llevar una vida más tranquila junto a su familia, pues sostiene que, para ella, 'son importantes esas pequeñas cosas que me hacen feliz'.