Público
Público

El "neorrealismo" de Jorge Javier Vázquez, en el punto de mira de los Ondas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dice que esta noche cantará ópera en el Liceo cuando reciba su Ondas, para dejar patente la "marca de la casa". Y es que el espectáculo "neorrealista" que cada tarde levanta Jorge Javier Vázquez en Telecinco ha creado tantos debates hoy entre los periodistas como en "Sálvame". Eso sí, un poco menos acalorados.

En la tradicional recepción que los máximos dirigentes de la Cadena Ser ofrecen a los premiados en el Palacete Albéniz de Barcelona, las felicitaciones han regalado las orejas de la mayoría de los invitados, aunque las del badalonés han sido cuestionadas por algunos.

"Los Ondas no pueden estar de espaldas a la sociedad", ha sentenciado un Vázquez que mantiene que "si algo debe cuestionarse" es que le hayan dado el premio como mejor presentador y no a su programa, con una audiencia indiscutible.

Según Vázquez, "Sálvame" constata que el término telebasura está "obsoleto" y, en su lugar, el programa destila "neorrealismo televisivo", es decir, "un reflejo de la misma vida".

Con muchos más "miedos e inseguridades" de los que todos piensan, Jorge Javier ha alabado "la valentía" del jurado de los Ondas por otorgarle un galardón que le hace "muchísima ilusión" y que premia la "virtud" de un programa que, asegura, no tiene guión.

Al protagonismo del presentador se le han sumado el de compañeros de profesión televisiva como el Gran Wyoming y su reportera venida directamente de Utrera, Usun Yoon, quienes ironizaban sobre su premio al mejor programa de actualidad por "El intermedio" (La Sexta).

"Tiene guasa que nos den el premio en el declive del programa, con cuatro temporadas a las espaldas -comentaba el presentador y humorista-, pero los premios son siempre injustos, sobre todo cuando se los dan siempre a los otros".

Una radiante Paula Vázquez reivindicaba el lado más feminista de la profesión -"seguimos trabajando en un mundo de hombres", decía- con el premio a mejor programa de entretenimiento por "Fama" (Cuatro), que, aseguraba, merecían recibir desde la primera edición por su "carácter innovador".

Entre presentadores y rostros televisivos, los artistas musicales premiados en los Ondas también se han dejado ver entre el séquito de invitados.

De hecho, rompiendo clichés acerca de la vida bohemia de los artistas, Dani Macaco, Fito Cabrales (Fito y los Fitipaldis) y Carlos Baute han sido los primeros en llegar a la recepción.

Sorprendido por recibir un premio con tanto "glamour" y no tan estrictamente relacionado con la música, el bilbaíno Fito Cabrales ha reivindicado la contemporaneidad del rock, que debería mover a jóvenes bandas con adolescentes para estar en "plena salud".

En otro registro artístico, la pelirroja de "Sin Tetas no hay Paraíso", María Castro, ha considerado que la temática "inédita" -con prostitutas o tráfico de drogas- que aborda el serial ha sido la clave de su éxito.

No ha estado presente en la recepción el joven elenco de la celebrada "Física o Química" que, en su lugar, representaban las actrices Blanca Romero y Ana Milán.

Haciendo honor a su categoría, Michael Robinson ("Informe Robinson", Cuatro) ha comentado la actualidad deportiva asegurando que la mayor tributación a los deportistas extranjeros "no hace ningún favor a la Liga española", aunque tampoco "debilitará las posibilidades futbolísticas de clubes como el Barça o el Real Madrid".